Alcohol Spm

Un equipo de investigadores que llevó a cabo una revisión sistemática y un metanálisis, que incluyó la evaluación de 19 estudios sobre el síndrome premenstrual de ocho países, que en conjunto analizó los datos de más de 47.000 mujeres, concluyó que beber alcohol podría exacerbar los síntomas del síndrome premenstrual.

Luego de analizar esos datos, los investigadores encontraron que las mujeres que consumían alcohol tenían un 45 por ciento más de probabilidades de experimentar síntomas como senos sensibles, cambios de humor, fatiga y los antojos de comida, antes de sus períodos, en comparación con aquellas mujeres que se abstenían por completo de ingerir bebidas alcohólicas.

El síndrome premenstrual ocurre durante la fase lútea del ciclo menstrual, que comienza después de la ovulación y dura unos 14 días, finalizando con la menstruación, si no se ha fecundado un óvulo.

El consumo excesivo de alcohol, categorizado como el consumo de más de una bebida de tamaño medio por día, se asoció con un aumento del 79 por ciento del riesgo de síndrome premenstrual, mientras que el consumo moderado, hasta 10 g de alcohol al día, se asoció con un aumento del riesgo del 45 por ciento.

A nivel mundial, señalan los autores, el 29 por ciento de las mujeres consumen bebidas alcohólicas, de las cuales casi el 6 por ciento son bebedoras crónicas. Al disgregar esas cifras, los investigadores encontraron que en el continente europeo el 60 por ciento de las mujeres beben y la cifra de bebedoras crónicas se eleva a cerca del 13 por ciento.

Estas observaciones llevaron a los investigadores a teorizar que el alcohol podría aumentar el riesgo de síndrome premenstrual al cambiar los niveles de hormonas esteroides sexuales, incluyendo la gonadotropina, que es esencial para la reproducción. El alcohol también puede alterar sustancias químicas vitales en el cerebro, relacionadas con el estado de ánimo, como la serotonina.

Los investigadores resaltaron que sus señalamientos no afirman que el consumo de alcohol cause el síndrome premenstrual; sin embargo, argumentaron sus hallazgos son importantes dada la significativa prevalencia mundial del consumo de alcohol entre las mujeres.

Referencia: Premenstrual syndrome and alcohol consumption: a systematic review and meta-analysis. BMJ Open, 2018. doi: 10.1136/bmjopen-2017-019490