Gen Per2

Los relojes biológicos desempeñan un papel clave en la forma en que el organismo se adapta a los cambios diarios, al regular las fluctuaciones rítmicas en el metabolismo, la liberación de hormonas y neurotransmisores, y las capacidades y comportamientos sensoriales, incluido el sueño.

En los vertebrados, estas respuestas fisiológicas están controladas por el núcleo supraquiasmático (SCN) del hipotálamo anterior. Además, los tejidos periféricos, que incluyen el hígado, el corazón, los riñones y la glándula mamaria, contienen relojes endógenos funcionales. Estos  relojes periféricos, que regulan numerosos procesos fisiológicos, son similares al reloj central y están influenciados por el SCN a través de una combinación de señales neuronales y hormonales.

¿No te identificas como madrugador o noctámbulo?, estas nuevas categorías podrían describirte mejor

Existe un número creciente de investigaciones que vinculan las alteraciones del ritmo circadiano con una variedad de trastornos. El Alzheimer, las migrañas de estrés y el cáncer, son algunas de las enfermedades que se han relacionado con un reloj corporal alterado o con genes defectuosos que regulan su función.

En este sentido, los resultados de un estudio realizado por científicos de la Universidad de Texas A&M muestran que la expresión del gen Per2 puede tener un impacto en el desarrollo de cáncer de mama.

Los investigadores encontraron que el gen Per2 (abreviatura de Period 2), un mecanismo regulador dentro del reloj periférico de cada célula, desempeña una función crucial en el desarrollo de las glándulas mamarias de mamíferos.

En experimentos realizados en un modelo de ratón de trasplante, los investigadores determinaron un rol adicional del gen Per2. La supresión de su expresión condujo a glándulas mamarias anormalmente desarrolladas en los roedores, lo que sugiere que puede tener efectos protectores.

Organismos marinos pudieran ser claves en el tratamiento del cáncer de mama triple negativo

El investigador Weston W. Porter, profesor en el Departamento de Biociencias Integrativas Veterinarias de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas en la Universidad de Texas A & M, explicó:

“Descubrimos que el gen desempeña un papel clave en la diferenciación y el desarrollo de las células de las glándulas mamarias. Además, la mayoría de los tumores mamarios tienen una baja expresión de Per2, lo que sugiere que el gen del reloj corporal, puede proteger contra el cáncer de mama.”

Los autores del estudio se encuentran investigando cómo estos hallazgos se relacionan con los humanos. Al respecto, el profesor Porter comentó: “Hay estudios que muestran una relación entre la disminución de los niveles de Per2 y ciertos tipos de cáncer de mama, que son más invasivos. Por lo tanto, creemos que existe una relación directa”.

Referencia: PER2 regulation of mammary gland development. Development, 2018. doi: 10.1242/dev.157966

Más en TekCrispy