Equipo Invisibilidad Bajo Agua

Agua, aire, tierra. No importa en qué entorno nos encontremos. La invisibilidad es un hito que los científicos aún no han logrado descubrir. Sin embargo, un nuevo dispositivo desarrollado por científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Estados Unidos, podría avanzar en este camino.

La investigadora Amanda Hanford, líder del equipo de investigación, ha mostrado un dispositivo que permite que las ondas de sonido se ubiquen a su alrededor, tal y como ocurre cuando el agua rodea una piedra en un arroyo, con el fin de que no sea detectado. Este dispositivo está basado en un metamaterial, un concepto aún no definido que consiste en un material artificial con propiedades electromagnéticas inusuales.

De esta forma, Hanford y su equipo crearon un metamaterial acústico que desvió ondas de sonido bajo el agua, una hazaña nada fácil de lograr. En las pruebas, los expertos colocaron el material en el agua y medir las ondas de sonido que apuntaban hacia él.

Posteriormente, el eco resultante en el agua provocó que las ondas de sonido no rebotaran o rodearan el material, lo que significa que este dispositivo podría ser totalmente invisible para un sonar. Evidentemente, esta tecnología aún se encuentra en su fase inicial y falta mucho para que exista la posibilidad de ser implementada algún día.

Además, el material no causa ningún tipo de invisibilidad, sino que hace que el dispositivo o un objeto colocado sobre él sea difícilmente detectado en situaciones subacuáticas. Pese a ello, la posibilidad de que los tripulantes de un barco puedan activar un dispositivo de camuflaje para evitar ser detectados por tecnologías militares avanzadas resulta un gran avance.

Por su parte, Hanford decidió llevar al agua lo que los metamateriales ya habían hecho con el sonido en el aire al desviar las ondas, lo que representa una gran hazaña, teniendo en cuenta que la densidad del agua es mayor que la del aire