Smartphones Dependencia Adolescentes

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid ha tenido la oportunidad de participar en un estudio que ha arrojado datos alarmantes en relación al uso de smartphones en la población más joven. En concreto, al menos el 57.5% de las personas menores de 18 años sufren de problemas asociados a la dependencia del móvil.

El estudio se ha enfocado en la relación que existe entre el uso excesivo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) actuales y los síntomas de estrés, la dificultad para tener pensamientos abstractos, realizar actividades complejas como planificación o disponer de la autoconciencia.

La publicación de este estudio actualmente está disponible en la revista Adicciones, y se centra en los resultados inherentes al uso y abuso de los dispositivos móviles y sus apps, relacionándolas con fallas en las actividades diarias y problemas de salud mental.

Los investigadores realizaron diversas preguntas en la totalidad de los grupos de edad de la población y en diversos sectores culturales y geográficos, siendo encuestadas 1,276 personas en 80 países. La particularidad de este estudio es que todas las personas viven en España o en países de habla hispana.

La investigadora de la Universidad Rey Juan Carlos y especialista en Terapia Ocupacional, Gloria Rojo, quien participó en el estudio, dijo que los resultados revelan la profunda relación que existe entre los problemas asociados al uso del móvil y los síntomas de que la corteza prefrontal del cerebro no está funcionando bien, además de asociarse a una salud mental en riesgo y un alto nivel de estrés.

La corteza prefrontal del cerebro es la encargada de desarrollar el pensamiento abstracto, planificar tareas y desarrollar la autoconciencia. Como hemos dicho anteriormente, el 57.5% de las personas menores de 18 años entrevistadas tienen problemas de uso y abuso del smartphone, arrojando un 7.9% de dependencia del mismo.

Asimismo, el 45.1% de estos encuestados tiene problemas con el uso de Internet, 39% sufre de problemas inherentes al uso de la mensajería instantánea y al menos el 25.5% de los jóvenes tiene inconvenientes de salud por el uso de las redes sociales. Con motivo de estos resultados, Rojo sugiere reevaluar la relación que tenemos con estas tecnologías y las consecuencias de su uso excesivo o indebido.