Worldofwarcraft

El hacker rumano Calin Mateias fue condenado a un año de prisión por lanzar un ataque DDos –denegación de servicio– a los servidores de ‘World of Warcraft’ en 2010. Mateias también deberá cancelar una multa de 30.000 dólares a la empresa Blizzard como compensación a los daños ocasionados.

El hombre de 38 años fue extraditado a Estados Unidos en noviembre, para luego ser declarado culpable en febrero por unos ataques masivos al MMO que realizó por venganza a otro jugador para evitar que accediera al juego y así poder ganar la misión en la que ambos competían.

Según el informe del caso, “entre febrero y septiembre de 2010, por disputas con otros jugadores, Mateias lanzó ataques DDoS, un ataque a la red informática en la que se utilizan varias computadoras para transmitir una avalancha de solicitudes superfluas a la red, que la sobrecargan y la vuelven inaccesible para los demás jugadores”.

Continúan explicando que el hacker “utilizando su avatar de juego, participaba frecuentemente en eventos colaborativos como “misiones”, en las que los jugadores unían fuerzas para alcanzar los objetivos del juego y luego recibían una recompensa con ganancias virtuales o ventajas dentro del juego. Mateias se involucraba en disputas con otros jugadores por diversas razones, incluyendo la repartición del botín y la membresía en equipos de misión”.

La sentencia tuvo lugar en el tribunal del Distrito Central de California, y fue dictada por el juez Otis D. Wright II. El caso es el resultado de una investigación del FBI y el abogado Khaldoun Shobaki, de la sección Cyber Crimen y Propiedad Intelectual.

Este caso no ha sido el único ganado por Blizzard contra hackers. Un creador de trampas para ‘Overwatch’ tuvo que pagar una multa de 8,5 millones de dólares a la compañía desarrolladora.

La popularidad de los ataques DDoS tuvo su auge hasta hace algunos años, sin embargo, aún afectan algunos servicios o juegos online.