Clonadores Tarjetas Credito Dispositivo

Un experto en seguridad informática llamado Patrick Traynor, visitó las oficinas de la Policía de Nueva York (NYPD) con el objetivo de ayudar a crear una manera de identificar las tarjetas de crédito clonadas en cajeros automáticos. La motivación de Traynor fue que su propia tarjeta había sido clonada en su visita a la ciudad.

El experto en seguridad, también profesor de Ciencias de la Información e Ingeniería de la Universidad de Florida, sufrió durante al menos 5 años robos de información bancaria a través de clonadores o skimmers de tarjetas de crédito, que consisten en dispositivos instalados de manera ilegal en cajeros automáticos y estaciones de gasolina con el fin de robar los números de tarjetas de crédito de los usuarios.

Luego de al menos 3 años de investigaciones, Traynor y un par de estudiantes de posgrado de la universidad donde trabaja crearon un dispositivo llamado Skim Reaper, similar a una tarjeta de crédito, y que puede deslizarse en la ranura de lector de tarjetas con el fin de detectar de forma rápida si un cajero ha sido comprometido.

El NYPD ha estado probando el dispositivo con éxito en la ciudad, en un esfuerzo por eliminar de las calles estos dispositivos ilegales que anualmente reportan hasta US$ 1,000 millones en ganancias a los criminales. La agencia de noticias AP tuvo acceso exclusivo al laboratorio donde fue fabricado el Skim Reaper y a las pruebas del mismo en los cajeros.

¿Podría el calor de la corteza terrestre convertirse en una fuente de energía renovable?
Skim Reaper / Foto: AP

Casi todos los skimmers funcionan a través de la instalación de un lector de tarjetas adicional dentro o fuera del cajero automático. Este lector extra les permite a los criminales hacer una copia de la información de cada tarjeta que pasa por el cajero. En este sentido, el nuevo Skim Reaper puede detectar cuando haya más de un lector de tarjetas presente.

Hasta ahora, el costo de fabricación de cada Skim Reaper es de US$ 50, y el equipo de Traynor trabaja constantemente para que esa cifra baje. Por su parte, Christopher Flanagan, subinspector del Grupo de Trabajo contra Crímenes Financieros de la NYPD, dijo que a pesar de que se necesitan más pruebas, está impresionado con los resultados positivos de este dispositivo.

Finalmente, Nolen Scaife, uno de los estudiantes que colabora con Traynor en el Skim Reaper, reveló que trabajan para mejorar su diseño de tal manera que pueda ser introducido en una billetera. De esta forma, los usuarios llevarían el dispositivo consigo y lo introduciría en el lector de tarjetas antes que su tarjeta para asegurarse de que no están siendo víctimas de este fraude.

Más en TekCrispy