Durante mucho tiempo, los científicos han supuesto que el VIH infecta a los huéspedes a través de la transmisión sexual, al cruzar las membranas mucosas genitales. Sin embargo, una cosa es teorizar un modelo y otra cosa es ver el proceso en acción. Ahora, por primera vez, un equipo de investigadores ha mostrado en vivo cómo el virus infecta las células del sistema inmune en un modelo in vitro de la mucosa uretral.

Los investigadores, dirigidos por la bióloga molecular Morgane Bomsel, afiliada al Laboratorio de Ingreso Mucosal de VIH e Inmunidad a la Mucosa, de la Universidad Paris Descartes, introdujeron una célula T infectada en la mucosa uretral.

La célula se marcó con una proteína verde fluorescente para rastrear su progreso. Posteriormente registraron cómo la célula T entró en contacto con la célula epitelial de la membrana cuando se formó una sinapsis virológica.

En los videos, se puede apreciar cómo este encuentro estimula la producción del virus, distinguido como puntos verdes fluorescentes. Luego se aprecia cómo el virus se propaga a través de la sinapsis hacia la célula epitelial de la mucosa.

Este video muestra una vista superior de una célula infectada con VIH (verde) en contacto con el epitelio uretral y que comienza a formar una explosión de virus.

Una vez que el virus cruza la capa epitelial, el VIH se ve envuelto por células inmunes llamadas macrófagos. Después de una hora o dos, una vez que el virus ha sido producido y esparcido, el contacto celular finaliza y la célula T infectada se mueve.

Este video muestra una vista superior de una célula infectada con VIH (verde) en contacto con el epitelio uretral y formando virus. Una sinapsis virológica se forma entre ellos y el virus es arrojado por la célula infectada por el VIH.

Uno de los hallazgos revelados fue que las células T infectadas se dirigieron a las células epiteliales directamente sobre los macrófagos. Esto sugiere que hay una interacción entre los macrófagos y el epitelio, algo nunca antes predicho.

Este video muestra una célula infectada por el VIH (verde) que ya ha formado una sinapsis con una célula epitelial. El virus luego comienza a esparcirse. Cuando se ha eliminado todo el virus, la célula infectada se va.

Los macrófagos que consumieron el VIH continúan produciendo y eliminando el virus durante 20 días, después de lo cual las células ingresan en un estado latente que no produce virus.

Científicos descubren proteínas en el arroz transgénico que pueden prevenir la transmisión del VIH

Sin embargo, el virus todavía se almacena en depósitos de macrófagos en el tejido genital, lo que explica por qué es tan difícil tratar el VIH. Las terapias antirretrovirales pueden mantener los reservorios de VIH latentes, pero interrumpir la terapia hará que la infección rebote y continúe propagándose.

Estos hallazgos, que describen un mecanismo preciso de entrada de VIH y establecimiento temprano de reservorios de VIH en macrófagos tisulares, permiten conjeturar que una vacuna activa a nivel de mucosa, podría evitar la formación de un reservorio de VIH, si se administra temprano en la infección.

Referencia: Live Imaging of HIV-1 Transfer across T Cell Virological Synapse to Epithelial Cells that Promotes Stromal Macrophage Infection. Cell Reports, 2018. https://doi.org/10.1016/j.celrep.2018.04.028

Más en TekCrispy