Uber Primer Prototipo Taxi Aereo

En septiembre de 2017, informamos sobre las primeras pruebas de un taxi autónomo en Dubai, específicamente de la mano del fabricante E-volo. Sin embargo, otras compañías como Uber ya habían establecido acuerdos con la NASA para gestionar el espacio aéreo no tripulado a fin de optimizar su proyecto uberAIR, que traería el servicio de taxis aéreos de la compañía en los próximos años.

Ahora, en declaraciones a la cadena de noticias CBS News, Uber ha dado un abreboca de su primer prototipo de taxi aéreo, que podría comenzar a volar en el 2020, y que se exhibirá en la Cumbre Uber Elevate que se llevará a cabo el día de hoy en Los Angeles, California.

En el video publicado por CBS, se puede apreciar que el taxi volador de Uber se asemeja a un dron, e incluye varios propulsores y rotores dispuestos estratégicamente para que el vehículo despegue y aterrice de manera vertical. De hecho, el cuerpo de este taxi está inspirado en un avión, en vez de un helicóptero.

Uber confirmó que el funcionamiento de este taxi volador se dará a partir de electricidad, razón por la que no emitirá casi ruido, tendrá más eficiencia, e implicará menores costes que los que conllevaría un helicóptero tradicional.

Según Dara Khosrowshahi, CEO de la empresa de transporte, los usuarios podrán utilizar la app de Uber para solicitar su taxi aéreo y luego deberán esperar en el helipuerto correspondiente para tomarlo. Los viajes en estos vehículos también serán compartidos, ya que la capacidad máxima de cada taxi es de 4 personas.

A pesar de que Uber esté intensificando sus esfuerzos por traer nuevas y mejores tecnologías para solucionar problemas cotidianos de la sociedad en relación al transporte, lo cierto es que la compañía aún debe resolver los conflictos inherentes al accidente fatal ocurrido en Arizona, donde una mujer murió luego de que uno de los coches autónomos de Uber la atropelló.

De momento, fuentes vinculadas a la investigación han revelado que el sistema de conducción autónoma de la compañía fue el responsable del suceso, ya que detectó a la mujer como un objeto y no evitó la colisión, mientras que Uber no ha emitido un resultado formal acerca de las experticias del caso.