Bmw

El gigante de la automovilística BMW lanzará una plataforma basada en Blockchain para rastrear y registrar el kilometraje en vehículos alquilados.

BMW se asoció con el startup DOVU –una de las cinco iniciativas en unirse al ‘Innovation Lab’ anunciado en febrero– el cual trabaja con un sistema creado por la empresa Alphabet, el gerente de flota de BMW, que incentiva a los conductores de vehículos prestados o alquilados a registrar su kilometraje.

Expandiendo la explicación, el gerente de productos de DOVU, Alex Morris, comentó:

Lo que estamos haciendo es tratar de construir una economía circular en la plataforma DOVU. [Los conductores] pueden ganar fichas, pero en el futuro también podrán gastar fichas en servicios, por ejemplo, podrían ser capaz de obtener llantas de repuesto o algo así usando el ecosistema Dovu. El socio, en este caso BMW, definió la categorización de la recompensa y eso se define en un contrato inteligente. Siempre y cuando se cumplan los parámetros para el contrato inteligente, ellos recibirán tokens.

Asimismo, Morris aclaró que el sistema actual de rastreo no es confiable, por eso desarrollarán esta plataforma con Blockchain, que permitirá establecer de manera segura el sistema planteado de recompensas con tokens.

No obstante, la nueva plataforma también cumplirá la función de expandir el sistema de información que luego usaría la compañía para establecer nuevos parámetros en cuanto a la reventa de vehículos y productos asociados. “En este momento, la informacion relativa al kilometraje es de gran importancia para concretar el valor de reventa de vehículos. […] Estamos muy emocionados de establecer este sistema de recompensas con tokens, ya que facilitará el conseguir una solución a este asunto”, dijo Morris.

Por su parte, Max Lomuscio, Community Manager en DOVU, reveló que la prueba de concepto está lista y la compañía ya se encuentra en la fase dos del proceso de pruebas con conductores.

Igualmente, el startup manifestó estar comprometido con el desarrollo de ecosistemas sustentados en entornos de ciudades inteligentes. Actualmente están discutiendo con varias ciudades de la región metropolitana para determinar cómo los casos de uso de ingresos y gastos pueden incorporarse en el transporte público.