Recompensa Billeteras Hardware Suiza

En el mundo de las criptomonedas se ha convertido la perdida de estos activos en algo bastante común, bien sea bajo ataques de piratería o por el extravío de algún dispositivo de hardware que las contenga.

El mes pasado se informó de  un caso particular en Suiza, donde un hombre perdió dos billeteras de hardware con un monto de más de $ 800,000 francos en criptomonedas.

El hecho sucedió cuando el ciudadano suizo Thomas T., se encontraba realizando unas compras en la ciudad de Lucerna. Este traía consigo dos billeteras de hardware que normalmente no mantiene bajo su posesión sino en la caja fuerte de un banco, pero ese mismo día decidió retirarlas con el fin de efectuar algunas transacciones.

En sus declaraciones dadas a un medio de comunicación manifestó:

Solo los saco dos veces al año. Pero el 9 de abril, quería hacer algunas transacciones

En otras circunstancias, la perdida de algún dispositivo hardware de almacenamiento de criptomonedas, no significaría ningún problema, ya que estos cuentan con métodos de respaldo que permiten al propietario recuperar efectivamente sus fondos. Sin embargo, el problema en esta situación es que Thomas T. asegura no tener acceso a los códigos que faciliten realizar esta tarea.

En sus declaraciones, indico que luego de haber realizado algunas compras en la ciudad, se percató de que no encontraba sus bolsas donde estaban resguardadas sus billeteras Keepkey y Ledger Nano S y además señalo, que junto a estas dos, también se encontraba en la bolsa su computador personal.

En medio de lo ocurrido, el ciudadano ha venido ofreciendo una recompensa de $ 40,000 USD por la devolución segura de todas sus pertenencias, pero hasta hace poco aumento la suma a $ 135,000 USD.

A pesar de esto, no ha recibido ninguna respuesta satisfactoria sobre el paradero de sus artículos.

Cabe destacar que las compañías Keepkey y Ledger Nano S, han desarrollado suficientes métodos de seguridad que requieren la verificación por parte de los propietarios, como lo son la utilización de un código PIN y el bloqueo por un tiempo prolongado ante claves erradas, los cuales impedirían que cualquier tercero ajeno a los dispositivos tuviese acceso a los fondos de los mismos.

Es por ello que aun si se tratara de un robo, quien este en posesión de las billeteras no podrá lograr obtener el dinero con simples métodos utilizados por piratas informáticos.