Uber Accidente

En marzo pasado, el sector de los coches autónomos fue el centro de la polémica luego de que un coche autónomo de Uber atropelló a una mujer en Arizona, Estados Unidos. En ese momento, la compañía de transporte dijo que la culpabilidad el accidente, donde falleció Elaine Herzberg, de 49 años de edad, no había sido del coche.

Ahora, fuentes vinculadas a la investigación sobre este suceso declararon a The Information que la culpabilidad del accidente ha recaído sobre el propio software de conducción autónoma de Uber, que habría detectado a la persona como un ‘falso positivo’ y no como un peatón en movimiento.

Al parecer, el posible error radicaría en la configuración del software, que detecta los objetos en la carretera o fuera del coche para que éste reacción ante amenazas reales. En este caso, y por desgracia, la configuración habría sido ajustada de la manera equivocada, y el coche no se detuvo ni evitó impactar con Herzberg.

Uber tiene todas las de perder, y es que más allá del error en su software que aún no ha sido revelado por la empresa, anteriormente se confirmó que el coche en cuestión estaba bajo la conducción de un empleado de Uber tras el volante, y éste no estaba prestando atención a la vía al momento del accidente.

A pesar de que la compañía estableció un acuerdo con los familiares de la víctima, lo cierto es que muchos personajes reconocidos vinculados o no al mundo tecnológico alzaron su voz para condenar el hecho. En este sentido, el propio gobernador de Arizona ordenó la suspensión de todas las pruebas de coches autónomos de Uber, y otras empresas de sector anunciaron que harían lo mismo hasta que la investigación diera resultados.

Actualmente, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) está apoyando a Uber con las investigaciones sobre el accidente, sin embargo, se espera que este informe sea revelado cuanto antes, dadas las condiciones del hecho y la necesidad de tomar medidas ante este tipo de fallos.