Ibm

El gigante de la tecnología, IBM, solicitó una patente para la creación de un chip de identificación por radiofrecuencia, también conocido como RFID, que será implantado en la piel de los usuarios para efectuar pagos automatizados.

El chip con tecnología RFID fungirá como un código de barras y constarán con una estructura pequeña y flexible poder incorporarlos a productos o, incluso, a la piel de animales o personas.

El proyecto se enfocará en la integración de la cartera electrónica de los clientes a un sistema de pagos con criptomonedas dentro de un microchip, que será implantado preferiblemente en el área de la muñeca, a nivel subcutáneo.

De acuerdo con IBM:

Cuando ocurre un evento donde el usuario necesita realizar un pago por un artículo o recibir el pago, el usuario puede usar un lector RFID genérico, que identifica la etiqueta RFID pasiva (microchip) a través de ondas de radio (…), lee la dirección de la cartera integrada a la etiqueta y transfiere la criptomoneda.

Cabe destacar que la tecnología RFID será puramente pasiva, es decir, que no requerirá de una fuente de alimentación eléctrica interna para funcionar y sólo se activará cuando esté cerca de un lector, el cual le suministrará la alimentación suficiente para su activación.

Los desarrolladores detrás de esta iniciativa revolucionaria son Saurabh Dwivedi, Himanshu Parashar y Rahul Parashar, originarios de Indonesia.

Estos avances siguen al anuncio de meses pasados sobre la creación de IBM del ordenador más pequeño del mundo –del tamaño de un grano de sal gruesa– basado en la tecnología Blockchain para “rastrear el envío de productos y detectar robos, fraudes e incumplimientos”.

Ciertamente, las nuevas tecnologías en torno a las criptomonedas y Blockchain han abierto un escenario de probabilidades que cambiarán no sólo los procesos financieros usados hasta el momento, sino el estilo de vida de millones de personas.