Elon Musk Wall Street

El pasado miércoles, Elon Musk, CEO de Tesla Motors, realizó una conferencia telefónica con analistas de Wall Street que dio lugar a varias dudas sobre el futuro de las relaciones de la empresa con los mercados de capital que pueden financiar sus proyectos. Un informe de Reuters revela cómo luego de que la conferencia tuviese lugar, las acciones de Tesla cayeron hasta un 7,40%.

Al parecer, Musk no es un hombre de la Bolsa al que le gusta discutir sobre economía, y es que durante la conferencia telefónica, se mostró bastante impaciente ante los cuestionamientos de los analistas sobre los planes de capital, los pedidos del Model 3 y el excesivo gasto de efectivo.

Según los informes, Musk catalogó estas preguntas como ‘aburridas’, y en vez de responderlas aceptó las preguntas que hizo el youtuber del canal HyperChange. Esto hizo que las acciones de Tesla cayeran aún más y que la actitud fuese considerada como un error que le podría costar a la compañía la fabricación de su Model 3. Así lo expresó Adam Jonas, analista de Morgan Stanley, quien reveló además:

Incluso la cadencia a corto plazo de la fabricación del Model 3 puede afectar de forma negativa los niveles de efectivo, la solvencia financiera y la liquidez.

Durante la conferencia del miércoles, Musk también dijo que no consideraría aumentos de capital en el futuro y aseguró que su compañía no necesita recaudar efectivo. Estas declaraciones se produjeron a pesar de que Tesla necesitó al menos US$ 1,000 millones en efectivo durante el primer trimestre de 2018 para sus gastos operativos.

Según los principales diarios económicos del mundo, Tesla aún no ha convencido totalmente a los inversionistas y luego de la conferencia antes mencionada el escepticismo reina en Wall Street con respecto al fabricante de coches. Esto se une a las dudas sobre la seguridad de sus coches autónomos, uno de los cuales fue el centro de atención recientemente por un accidente fatal en Estados Unidos.