Netherlands

Un profesor del instituto de formación profesional “Albeda College”, en Róterdam, los Países Bajos, fue demandado y despedido tras promocionar negocios basados en esquemas piramidales con la fraudulenta Onecoin.

Después de una investigación efectuada en septiembre del 2017, en donde se arrojaron las primeras evidencias del caso, se determinó que el profesor incitaba a sus alumnos a participar de dichos negocios fraudulentos con la supuesta “criptomoneda”.

Según los testimonios, el profesor le pedía con insistencia a sus alumnos que invirtieran en los paquetes de Onecoin, ofrecidos por el “Four Corners Alliance Group”, además de algunos otros servicios de productos de salud como el “Lifeplus”, a cambio de recibir grandes recompensas.

Por dicho motivo, este primero de mayo, el Tribunal de Rotterdam dictaminó una sentencia en contra del docente, que además lo obliga a pagar una fianza de 519 euros.

En detalle, su método consistía en invitar a los estudiantes a reuniones, organizadas por varios promotores, y en muchas ocasiones eran obligados a participar en contra de su voluntad; de no hacerlo, recibían amenazas de bajar su promedio de calificaciones.

Acusan a 2 hombres en Singapur por promover un esquema piramidal de criptomonedas

Poco después de darse inicio a las investigaciones, el profesor admitió su culpabilidad, luego de no poder probar lo contrario gracias a las pruebas que se encontraron tanto en su ordenador, como en su dispositivo móvil.

A medida que las tecnologías financieras toman control del mercado cambiario, los riesgos de caer en las manos de negocios fraudulentos se han incrementado.

Por su parte, Onecoin ha estado en la mira de las autoridades, especialmente dentro del mercado europeo, debido a su estructura basada en esquemas ponzi.

Tal vez, uno de los factores más escalofriante sea que nadie a podido comprobar la existencia de historiales de transacciones con Onecoin; ni siquiera está sustentado en la Blockchain.

Actualmente, Onecoin se encuentra bajo escrutinio por instigación a delitos en Italia, Portugal, Bulgaria, Letonia, Finlandia y Austria.

Más en TekCrispy