Facebook Alerta Saurion Empleados

A pesar de que desde hace muchos años, las agencias de inteligencia estadounidenses se han dedicado a labores inescrupulosas de espionaje alrededor del mundo, el caso de Cambridge Analytica y Facebook puso sobre la mesa el debate sobre el manejo de la privacidad de los usuarios por parte de las compañías de Internet.

Si bien los usuarios son responsables de la información que comparten cuando instalan aplicaciones o se suscriben a servicios en la web, lo cierto es que las acciones de Facebook dejaron en entredicho que la empresa no buscó en ningún momento notificar a los usuarios sobre el incidente.

¿Qué hubiese pasado si TheGuardian y otros medios de comunicación no hubiesen filtrado la información sobre el uso indebido de datos de Facebook por parte de Cambridge Analytica? La pregunta tiene varias respuestas, pero la más lógica es que probablemente no nos hubiésemos enterado de nada.

En todo caso, si antes del escándalo de Cambridge Analytica la privacidad de los usuarios de Facebook estaba en juego, no hay razones para pensar que de ahora en adelante esto va a cambiar con una simple actualización de políticas de privacidad y alguna que otra sanción contra la red social.

Ahora, se pudo conocer a través de un informe de The Wall Street Journal, que los empleados de Facebook pueden saber cuándo uno de sus compañeros de trabajo los está espiando por ‘motivos de trabajo’, a través de un sistema que se activa de forma automática cuando esto ocurre.

Este sistema llevaría por nombre Sauron alert (Alerta Sauron), haciendo referencia al personaje despiadado de la saga ‘El Señor de los Anillos’, que tenía el poder del “ojo que todo lo ve”. Al parecer, un grupo reducido de empleados de Facebook tiene acceso a las cuentas de los usuarios dentro de la compañía, incluyendo los mensajes privados a través de este sistema.

Con la finalidad de diagnosticar errores técnicos, Facebook permite a estas personas acceder a los perfiles de los empleados de la compañía, sin embargo, necesitan una autorización legítima para acceder a dichos perfiles, ya que supuestamente, la empresa ha despedido a varios empleados por acceder indebidamente a estos datos.