Ashesdeadpool

“Esto es Deadpool 2, no Titanic”, sentencia Ryan Reynolds luego de interpretar una presentación magistral junto a Céline Dion en ‘Ashes’, el nuevo tema promocional escrito específicamente para la secuela del jocoso personaje de Marvel, a estrenar el próximo 18 de mayo.

Aunque ‘Ashes’ parece tener un tono emotivo y dramático, tanto musical como visualmente –es realmente un video digno de Céline Dion–, no pierde el toque de humor al que el personaje de Marvel nos tiene acostumbrados, con un Deadpool en tacones interpretando una danza moderna e inspiradora de la canción.

La canción, que habla sobre pérdidas y corazones rotos, no es precisamente lo que el público esperaría de una película como Deadpool, sin embargo le añade un trasfondo interesante a la trama, pues como suele ocurrir con muchos personajes suelen utilizar la comedia en su día a día, Deadpool tiene una historia secreta algo trágica.

De hecho, Ryan Reynolds comentó que para hacer que la historia funcione, necesitan quitarle algo a Deadpool. Aún no sabemos qué perderá esta vez, pero podríamos esperar que sea algo muy importante y significativo en su vida.

El video fue grabado en El Coliseo del Caesar’s Palace en Las Vegas, locación que funge actualmente como residencia del show de Céline Dion. Sin duda fue el escenario perfecto para lograr el efecto de supertema de película.

La casa productora adelantó además la lista de canciones que serán incluidas en el soundtrack de Deadpool 2, con temas algo más movidos que ‘Ashes’. Se trata de una selección musical que parece ser un festival de éxitos románticos de los 80, con un toque de actualidad.

Entre las canciones incluidas figuran ‘Take On Me’ de A-Ha, el one hit wonder más exitoso de la década ochentera, ‘Turn Back Time’ de Cher, ‘We Belong’ de Pat Benatar, ‘All Out of Love’ de Air Supply,  además de ‘In Your Eyes’ de Peter Gabriel. ¿Podremos esperar alguna parodia de la famosa escena de John Cusack en ‘Say Anything’? El toque moderno lo aportan artistas como Diplo, DJ Shadow y Skrillex, reservadas para las escenas de acción.