En un reporte reciente, Bloomberg argumenta sobre cómo han sido las fluctuaciones del bitcoin en comparación con las otras divisas, en los últimos 16 meses, lo cual prueba que su potencial pasado no es garantía de su desenvolvimiento futuro.

La compañía enfatiza que:

La volatilidad extrema es quizás el mayor argumento contra de las criptomonedas como lo haría con el dólar o el euro. Una de las reglas cardinales para una buena moneda es que debería proporcionar a los usuarios un sentido estable de valor. No sería agradable gastar bitcoins en productos básicos hoy si pensara que el valor de la criptomoneda podría elevarse mañana, o aceptar recibir tu salario en bitcoins hoy, cuando su valor podría caer días u horas después.

De acuerdo con Bloomerg, las monedas en general, especialmente las criptomonedas, poseen un índice elevado de volatilidad. Por ello tomaron las cifras de los últimos 16 meses y las compararon con otros mercados no criptográficos, concluyendo que son comparables a casos extremos de fluctuación similares a los presenciados por el banco ruso ‘Otkritie FC’, que registró graves problemas de liquidez.

No obstante, hay que tomar en cuenta el alto volumen de transacciones con bitcoins, que es mucho mayor que con cualquier otra criptomoneda, además de poseer una distribución relativamente uniforme, factores que la convierten en la preferida en la comunidad.

Bloomberg recuerda las palabras del fundador de LDJ Capital, David Drake, quien denota que “invertir en criptomonedas más pequeñas es como hacer una inversión en un capital de riesgo que esté en su etapa más temprana; es decir, hay que comprender que las posibilidades de fracaso, como de éxito son igual de válidas”.

Como nota final, Bloomberg enfatiza que “los inversionistas deberían andar con cuidado”, especialmente si invierten en ICOs (Oferta Inicial de Criptomonedas), pues éstas son altamente susceptibles a cambios, si el gobierno interfiere con medidas regulatorias, como ha venido ocurriendo en meses pasados.