Telescopio Autoensamblado Nasa1

La NASA ha decidido financiar el proyecto del científico Dmitry Savransky, de la Universidad de Cornell, cuya propuesta consiste en la construcción de un telescopio espacial modular que se ensambla a sí mismo a partir de piezas individuales que se transportan en el espacio durante varios meses y años.

Según Savransky, lo ideal es que las piezas pequeñas sean incorporadas como cargas adicionales a misiones de planificación previa, y posteriormente, el paso del tiempo permitirá que se acumulen de manera autónoma en un sitio determinado, donde se autoensamblarán en un telescopio. En este sentido, la publicación de la NASA revela:

Los módulos se lanzarán de forma independiente como cargas útiles, y navegarán al punto L2 de Sun-Earth utilizando una vela solar desplegable (…) las velas solares se convertirán en el parasol del telescopio plano durante el ensamblaje del telescopio, que se desarrollará de manera autónoma sin intervención humana o robótica adicional.

En total, son 15 científicos los que acompañan a Savransky en el desarrollo de este proyecto, que actualmente forma parte de la Fase 1 de la Innovative Advanced Concepts (NIAC), una iniciativa de la NASA. Ahora, el equipo de investigadores tendrá la responsabilidad de demostrar que el proyecto funcionará más allá de las pruebas, y contará con US$ 125,000 de financiamiento para este propósito.

Imagen: Universidad de Cornell

En declaraciones divulgadas por el sitio web de la Universidad de Cornell, Savransky afirmó que de eso se trata el programa NIAC, de ideas que parecen descabelladas, pero que luego se respaldan con cálculos y mucho estudio para responder problemas cotidianos del sector espacial.

El hito que se ha planteado el científico junto a su equipo es construir un telescopio que supere en tamaño al Hubble o al James Webb, que será lanzado en 2020. Con respecto al telescopio James Webb, Savrasnky dijo que será el observatorio astrofísico más grande que la NASA haya puesto en el espacio, por lo que resultará difícil que su telescopio ‘autoensamblado’ lo supere en tamaño, más no imposible.

Según Mason Peck, profesor de Cornell y asociado de Savransky en el proyecto, si el científico demuestra la viabilidad de este telescopio espacial autoensamblable, cambiará la forma en que los humanos han explorado el espacio.