Lentes Contacto Rayos Laser

La necesidad de que nuestras pertenencias estén seguras siempre ha estado latente, desde la antigüedad hasta la era tecnológica actual donde todo tipo de dispositivos y herramientas han sido creados con el fin de mantener nuestra privacidad intacta.

Una de las más recientes y sorprendentes ha sido creada por un grupo de científicos, quienes desarrollaron una película ultradelgada y flexible que puede emitir rayos láser y ha sido probada con éxito en lentes de contacto convencionales.

A diferencia de la película de los X-Men, donde Cíclope destruye villanos con su poderoso rayo láser ocular, este mecanismo no está diseñado para ocasionar daño. De esta forma, los rayos que emite el ojo humano podrían convertirse en rayos láser para desbloquear mecanismos de seguridad, como etiquetas con códigos de barras.

El equipo de investigación pertenece al Organic Semiconductor Center de la Universidad de St. Andrews, en Escocia, y ha logrado crear láseres extremadamente delgados y flexibles, a partir de estampar rejillas en un polímero capaz de crecer sobre un sustrato de vidrio, ser retirado del vidrio, aplicarse a otras superficies y finalmente estimularse con un láser externo de baja potencia para que emita un rayo.

Para demostrar el concepto, los investigadores conectaron uno de los láseres a un lente de contacto y lo colocaron sobre un ojo que se extrajo de una vaca. Malte Gather, líder del equipo de investigación, afirma que la idea es demostrar que si un láser de baja potencia y seguro para los ojos puede aplicarse en un lente de contacto, es posible usarlo para codificar una etiqueta de seguridad, que daría un segundo método de autenticación a una escaneo de iris.

De igual forma, piensa que esta membrana puede ser usada en los escáneres de huellas dactilares e incluso billetes de banco, al blindarlo con un código de barras ‘espectral’ que los proteja de la falsificación.

La membrana tiene aproximadamente 200 nanómetros de grosor, y cuando es iluminada con otro láser, emite luz láser propia en una longitud de onda de entre 420 y 700 nm, que está determinada por el espaciado en la rejilla. Los investigadores dijeron que este dispositivo podría pasar a ser producido en masa sin mucho esfuerzo, sin embargo, el proyecto aún está en fase de experimentación.