Accidentemariokart

MariCar es un servicio de carreras karts que busca recrear la experiencia de MarioKart en la vida real en las calles de Tokio. El curioso servicio ya ha provocado varios de estos particulares accidentes en la capital japonesa y esta semana registró uno nuevo.

Se trata de un turista taiwanés, un hombre de treinta años, quien al equivocarse de recorrido, intentó dar la vuelta, perdiendo el control del automóvil, lo cual causó que se estrellara contra una valla publicitaria. Afortunadamente el accidente no generó heridos y el turista se recupera de unas pocas contusiones.

Entre otros accidentes ocasionados por esta actividad lúdica figuran el de una persona se montó sobre una acera y condujo a toda velocidad hasta estrellarse contra un módulo policial y el de un turista que escapó con uno de los karts y huyendo de la policía, causando atropellos y daños a la vía pública. En un lapso no mayor a dos meses, la policía de Tokio registró al menos diez de estos accidentes en los que estuvieron involucrados principalmente turistas.

Este fenómeno turístico no cuenta precisamente con el visto bueno de los ciudadanos locales ni de Nintendo, de hecho, en 2017, presentó una demanda por derechos de propiedad intelectual.

Durante ese mismo año, el Ministerio de Transporte de Japón decidió revisar la normativa que regula la circulación de karts en el país, pues según las leyes vigentes hasta ese entonces, los karts pertenecen a la categoría de scooter, por lo que los conductores no están obligados a llevar casco ni cinturón de seguridad.

El objetivo de la revisión de estas leyes es fortalecer todas las obligaciones en materias de seguridad para incluir propuestas como el aumento de la altura de los karts hasta un metro, instalar material en el volante que amortigüe los golpes, así como de cinturones de seguridad y reposacabezas.

Esta experiencia es una de las atracciones turísticas más populares del país asiático que incluye el alquiler de un kart casi idéntico al del videojuego, disfraces de los personajes y hasta la música del juego que se reproduce por unas bocinas via bluetooth.