Neurona

La ciencia ha recorrido un largo camino, pero todavía no sabemos con certeza qué hace que algunas personas sean más inteligentes que otras. Para la neurociencia es una cuestión fundamental  determinar qué propiedades neuronales se encuentran en el corazón de la inteligencia humana y subyacen a las diferencias individuales en la capacidad mental.

Hasta ahora, la investigación sobre la base neurobiológica de la inteligencia ha ignorado el nivel neuronal y no ha probado directamente qué papel juegan las neuronas humanas en la capacidad cognitiva, principalmente debido a la inaccesibilidad de neuronas humanas.

En cambio, la investigación se ha centrado en encontrar factores genéticos que puedan explicar parte de la varianza en inteligencia en grandes cohortes, o en estudios de imágenes cerebrales de la estructura o función cerebral correlacionada con las puntuaciones de coeficiente intelectual (CI).

Algunos estudios han destacado que la variabilidad en el volumen cerebral y la inteligencia, pueden compartir un origen genético común y genes individuales, que se identificaron como asociados con las puntuaciones de CI, pueden favorecer a la inteligencia al facilitar el crecimiento de las neuronas e influir directamente en el disparo neuronal.

En este entorno, un equipo de neurocientíficos de la Universidad Libre de Ámsterdam, realizó un estudio en el cual se investigó si las propiedades estructurales y funcionales de las neuronas de la corteza temporal humana se asocian con la inteligencia general.

Para tal fin, los investigadores recopilaron un conjunto único de datos multimodales de sujetos humanos que incluyó fisiología de células individuales, morfología neuronal, resonancias magnéticas y puntajes de pruebas de coeficiente intelectual.

Del mismo modo, registraron los potenciales de acción de neuronas piramidales humanas en capas superficiales de tejido cortical y reconstruyeron digitalmente sus estructuras dendríticas completas.

Las muestras de tejido cerebral humano analizadas en el estudio provinieron de 37 pacientes, 19 mujeres y 18 hombres, con edades comprendidas entre 18 y 66 años, los cuales fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas por una variedad de patologías del lóbulo temporal.

Los investigadores contaban con resonancias magnéticas prequirúrgicas de 35 de los pacientes, así como las morfologías dendríticas completamente reconstruidas de 68 células de 23 de los pacientes.

En complemento, se contaba con las puntuaciones de coeficiente intelectual del total de los pacientes, las cuales se obtuvieron como parte del examen neuropsicológico realizado poco antes de la cirugía a la que fueron sometidos.

Luego de analizar todos los datos y realizar complejos experimentos, los investigadores encontraron que las puntuaciones de CI y un mayor espesor cortical temporal, se asocian con dendritas más grandes y más complejas de las neuronas piramidales humanas, probando la hipótesis de que la variación en la morfología y la función neuronal, puede explicar la variación en las puntuaciones de coeficiente intelectual.

En referencia los resultados del estudio, la investigadora Natalia A. Goriounova, afiliada al Departamento de Neurofisiología Integrativa de la Universidad Libre de Ámsterdam y autora principal del estudio, explicó:

“Las diferencias individuales en los polimorfismos génicos implicados en el desarrollo neuronal y asociados con la inteligencia, podrían resultar en dendritas más grandes y complejas que contribuyen a la activación más rápida de las neuronas corticales.”

En última instancia, señalan los investigadores, estos genes proporcionan una disposición genética para una mayor codificación del ancho de banda y transferencia de información de las neuronas piramidales, obteniendo una ventaja de velocidad en el procesamiento mental que conlleva a tiempos de reacción más rápidos y como consecuencia, puntuaciones de coeficiente intelectual más altas.

Los autores del estudio destacan el hecho que por primera vez, se ha relacionado el coeficiente intelectual con el tamaño y el rendimiento de las neuronas, un hallazgo que podría proporcionar nuevos enfoques para mejorar la inteligencia humana.

Referencia: A cellular basis of human intelligence. Biorxiv, 2018. https://doi.org/10.1101/296343