Bitcoin Mineria Halving

En comparación con otras criptomonedas y tokens emitidos en las últimas ICOs, Bitcoin tiene un suministro total de 21 millones de monedas. Una cifra bastante baja y de las cuales ya se han minado un poco más de 17 millones.

Con menos de 4 millones restantes por minar al día de hoy, la escasez artificial como una de las más importantes características de la criptomoneda, es una de las razones por las cuales Bitcoin tiene un precio tan elevado en el mercado.

En la minería de Bitcoin, cada 10 minutos se produce un nuevo bloque por parte de los mineros. Estos mineros se dedican a ejecutar los nodos que mantiene en funcionamiento la red de Bitcoin, siendo sus equipos de alto poder computacional, los que almacenan todas las transacciones efectuadas con sus respectivos datos y a medida que se van realizando nuevas operaciones los mismos se van actualizando.

Los nodos en la minería de Bitcoin son indispensables para verificar las transacciones que se llevan a cabo y así los mineros terminan recibiendo una recompensa por realizar esta actividad. En la actualidad, cada nuevo bloque otorga una recompensa de 12.5 Bitcoins, pudiendo concluir mediante un simple cálculo que cada día se crean 1,800 Bitcoins, aunque no siempre se mantendrá de esa forma.

En un principio los mineros solían recibir 50 Bitcoins por cada bloque minado, pero estas mismas recompensas se reducen a la mitad cada 210,000 bloques minados, algo que se conoce como Bitcoin Halving. Para el año 2012 la cifra se redujo a 25 BTC por bloque minado y para el 2016 a 12.5 dejando el próximo Halving para finales de 2019 o principios de 2020.

El propósito del Bitcoin Halving es beneficiar la economía de la criptomoneda, ayudándola a mantener y aumentar su valor con el tiempo a causa de la oferta limitada. De igual forma mantiene las recompensas a los mineros proporcionalmente, evitando que controlen en gran medida el suministro total. Al mismo tiempo con cada reducción a la mitad, se ralentiza el proceso de minería disminuyendo el tiempo en que serán minadas todas las monedas.

La minería de Bitcoin se asemeja a la minería de oro en la que se inspiró su creador “Satoshi Nakamoto”, obviamente con sus diferencias notables. En el caso de Bitcoin, los bloques se encuentran encriptados en una forma en la que los mineros requieren del uso de gran poder computacional de procesamiento para poder dar con el target indicado y obtener así la recompensa. De esta manera se mantiene escalonado el suministro impidiendo que caiga bajo la autoridad de una sola persona u organización. Igualmente con este método se mantiene un control sobre el proceso inflacionario de la criptomoneda, el cual ha ido disminuyendo constantemente desde su lanzamiento.

Tomando en cuenta la tasa actual de minería, el ultimo Bitcoin se minara efectivamente en aproximadamente 120 años, con lo cual se debe recordar que esto no significa el fin de Bitcoin, su uso será efectivo aunque la demanda haya superado el suministro, es simplemente su precio lo que tendrá algunas variaciones.