Dubai

El 25 de abril del presente año fue reportado el robo de unos 7 millones de Dírhams (1.9 millones de dólares) a unos ciudadanos en Al Murakabbat, Dubái.

El robo fue hecho por una pandilla integrada por 10 hombres de origen asiático y dirigida por un miembro del Comité de Cooperación del Golfo (GCC por sus siglas en inglés).

El hecho se desarrolló cuando los supuestos ladrones condujeron a dos hermanos, interesados en adquirir bitcoins, haciéndoles ver que ellos estaban vendiendo, por lo cual pautaron una reunión.

A su vez, los criminales incurrieron en el engaño del dueño de una tienda, quien estaba interesado en su venta, para inspeccionarla.

Llegada la noche, los delincuentes emboscaron a los hermanos, mientras unos estaban en la tienda y otros en una garita en el exterior.

Por su parte, el director del Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Dubái, Al Joker, informó que la banda sometió y robó a los hermanos con armas y objetos punzantes.

El mayor general Abdullah Khalifa Al Merri, comandante en jefe de la policía de la región, atribuyó el éxito de la operación a la nueva tecnología de inteligencia artificial integrada a los servicios policiales.

Asimismo, informó que el arresto se efectuó en menos de 48 horas y el dinero fue devuelto a las víctimas.

Aprovechando la ocasión, el mayor general Abdullah advirtió a los compradores de criptomonedas sobre el uso de medios oficiales o casas de cambios verificadas durante cualquier operación comercial por su seguridad.

Otros robos similares ya han sido reportados con anterioridad, no sólo relacionados al ámbito digital. Como fue anunciado por CoinCrispy, “el Departamento de Investigación Criminal de la India detuvo a otro oficial de alto rango del cuerpo de policía del estado Gujarat tras operar en esquema de secuestro y extorsión de más de 1 millón de dólares en bitcoins”.

De igual forma, a principios de abril, fueron detenidos unos criminales tras el robo a mano armada de un comerciante de criptomonedas en Taiwán.