Hace algunos días les comentamos sobre el inicio del rediseño de Gmail que llegará pronto a todos los usuarios y que ahora mismo solo se encuentra disponible para algunos. Pero ahora queremos comentarles que una de las nuevas funciones que trae esta actualización podría sernos de gran ayuda para personalizar aún más nuestra bandeja de entrada. De hecho, te enseñaremos a usarla.

Se trata de Snooze o Posponer, una función que permite posponer la lectura de correos recibidos. Por ejemplo, si nos ha llegado un coreo que necesitamos leer luego para así no olvidar realizar una tarea en torno a él, podemos hacer que Gmail nos lo vuelva a enviar en cierto momento de la semana, mes o incluso año.

¿Cómo funciona?

Tanto en la versión móvil como del navegador, veremos esta función mediante un botón que estará situado en el menú que está a la derecha cuando abres un correo, ese donde están las opciones para eliminar, reenviar, marcar como spam, etc. A continuación, veremos cómo ponerla en marcha desde la versión móvil y desde el navegador web.

Paso 1: Ingresa a tu cuenta de correo de Gmail y selecciona el correo que quieres posponer.

Paso 2: Abre el correo e ingresa al menú que se encuentra en la esquina superior derecha de ese correo. En la versión móvil el menú aparece con un icono de tres puntos.

Paso 3: Haz clic sobre la opción “Posponer” o “Snooze”.

Paso 4: Configura la fecha y otras opciones para posponer el correo. Podrás usar una fecha predeterminada o personalizarla.

Paso 5: Revisar correos pospuestos. Una vez hecho esto, al momento de volver a recibir el mensaje se almacenará en la carpeta Snoozed o Pospuestos, ya que han sido leídos y por lo tanto no estarán nuevamente en la bandeja de entrada principal.

Así de fácil se puede usar esta nueva función de Gmail, que pudiera representar una buena alternativa para administrar nuestras tareas y mejorar nuestra productividad.

Si todavía no te aparece la opción Posponer, entonces deberás esperar a que el rediseño llegue a tu cuenta.

Escribir un comentario