Renovacion Celular Intestino

Las células de nuestro cuerpo se dividen, regeneran y mueren constantemente, pero el ciclo de vida de cada célula es diferente. Particularmente, el intestino se renueva a un ritmo extraordinario, superando a todos los demás tejidos en el cuerpo humano.

Este órgano regenera su revestimiento, llamado epitelio, cada cinco a siete días, lo que le permite resistir el desgaste constante que sufre al descomponer los alimentos, absorber los nutrientes y eliminar el desperdicio. Esta renovación es posible gracias a un pequeño número de células madre intestinales que se dividen y producen células hijas durante toda su vida.

Investigadores de la Universidad de Heidelberg han estudiado estos procesos de renovación celular en la mosca de la fruta y han obtenido nuevos conocimientos sobre el papel de las proteínas centroméricas, que en gran medida, regulan la división celular.

Los investigadores estudiaron las células madre del intestino medio de la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster), el cual es funcional y estructuralmente similar al intestino humano.

Corte histológico del Intestino Delgado

Los resultados del estudio muestran que las células madre intestinales se dividen asimétricamente: mientras que una célula hija permanece indiferenciada y continúa dividiéndose, la otra célula se diferencia y pierde su capacidad de dividirse.

Este hallazgo se basó en la observación de que las proteínas centroméricas, que son esenciales para la división activa de las células, también eran detectables en las células intestinales que ya no se dividen.

El equipo de investigadores descubrió que las proteínas centroméricas también se transmiten asimétricamente: mientras que una proteína llamada CENP-C permanece en las células madre de los intestinos y no se puede detectar en células diferenciadoras, la proteína CENP-A se encuentra tanto en las células hijas de diferenciación como en las células madre indiferenciadas.

Los resultados de este estudio revelan que estas proteínas centroméricas juegan un papel importante en la diferenciación celular y la renovación tisular. Los autores señalan que toda la evidencia sugiere que en los humanos probablemente ocurra el mismo mecanismo.

Esta investigación arroja luz sobre los procesos básicos que ocurren en lo profundo de nuestros tejidos y puede proporcionar una base para identificar objetivos terapéuticos en el futuro.

Referencia: In Vivo Analysis of Centromeric Proteins Reveals a Stem Cell-Specific Asymmetry and an Essential Role in Differentiated, Non-proliferating Cells. Cell Reports, 2018. https://doi.org/10.1016/j.celrep.2018.01.079