Ibm Patente Pow Iot

La compañía tecnológica IBM presento una solicitud de patente publicada este jueves 26 de Abril para una configuración de blockchain enfocada en el Internet de las Cosas (IOT) que adaptaría el protocolo de Prueba de Trabajo (PoW) para solucionar posibles problemas de seguridad en las redes de IoT.

La patente propone:

Un método que comprende: determinar una prueba de trabajo a través de un dispositivo [compatible con IOT]; usar un conjunto predefinido de valores nonce al determinar la prueba de trabajo; almacenar la prueba de trabajo en una cadena de bloques; y transmitir la prueba de trabajo como un mensaje de transmisión.

Los nonces son usados en los sistemas de protocolo de Prueba de Trabajo (PoW) para variar la entrada a una función hash criptográfica, con la finalidad de obtener un hash que cumpla ciertas condiciones.

La idea de IBM es básicamente restringir un nonce a un rango predeterminado, con el cual podría darle solución a los problemas que presentan actualmente las soluciones blockchain para redes IoT.

Igualmente se plantea que la solución blockchain podría descentralizar la interacción entre los dispositivos IoT, los cuales están integrados con software, sensores y conectividad de red, permitiéndoles así de esta forma ejecutar contratos inteligentes.

Un gran número de dispositivos de IoT, son de baja potencia y como resultado no pueden competir con el poder computacional que posee un equipo de minería ASIC. El despliegue del protocolo de Prueba de Trabajo en una red de dispositivos de baja potencia, abordaría la imposibilidad de realizar cálculos de PoW intensivos en recursos y de la misma forma permanecer seguros frente a actores externos malintencionados. IBM lo describe de esta forma:

La mayoría de los dispositivos IoT están restringidos en la cantidad de energía que pueden consumir. Para permitir que tales dispositivos de baja potencia computen la prueba de trabajo para contratos inteligentes, se debe reducir la complejidad de un cripto-esfuerzo o cripto-rompecabezas. Sin embargo, la reducción de la complejidad del encriptador puede permitir a los participantes maliciosos manipular los contratos inteligentes.

En la propuesta, IBM da garantía que la competencia dentro de la red pueda ser controlada y de la misma manera protegida de actores externos poderosos, ya que “la complejidad de construir un PoW puede ajustarse dinámicamente, de modo que no haya ningún incentivo para que un dispositivo de IoT use la potencia informática más allá de un umbral determinado para aumentar sus posibilidades de completar con éxito un PoW”.

Asimismo, IBM pronostica que las aplicaciones de los contratos inteligentes de IoT podrían expandirse a redes de energía P2P, así como también a redes logísticas, redes meteorológicas de origen público y otras similares.