Securities

En un reciente comunicado, la División de Valores y Bolsa de Carolina del Norte afianzó su postura tras el incumplimiento de la orden de cese y desista por parte de la compañía ‘Power Mining Pool’ (PMP), la cual incurrió en actos fraudulentos de comercio con criptomonedas.

Después de meses de investigación, la División de Valores del estado determinó lo siguiente:

Concluimos que PMP es culpable de violación de la Ley de valores, en tanto a que: a. ofreció títulos no registrados bajo la figura de ‘acciones de mining-pool’; b. La compañía comerciaba los títulos sin estar previamente registrada; y c. Hacer declaraciones inexactas sobre los títulos ofrecidos.

Según la orden, PMP y cualquier miembro o entidad comercial asociada queda suspendida de toda acción en el mercado hasta que se proceda con el registro apropiado solicitado por la ley del estado.

Además, la orden les prohíbe seguir bajo la figura de ‘casa cambiaria’ o agente de venta, a menos que prueben estar en cumplimiento con lo previsto legalmente.

Cabe destacar que este dictamen funge su misión en seguimiento de la orden previa anunciada en marzo, ante la cual no hubo respuesta alguna por parte de PMP. Por el contrario, la investigación reveló que el 6 de marzo la página oficial de PMP cesó su funcionamiento.

El reporte también informa que “PMP representa sus propios servicios y opera bajo un esquema 24/7 minando más de siete criptomonedas diferentes. De igual forma, la compañía ofrece acciones, que pueden ser adquiridas comprando bitcoins de PMP y transfiriendo el equivalente en dinero fíat, sean dólares o Euros”.

De solicitarse, PMP tiene derecho a atender a una audiencia para desistir sobre la orden; sin embargo, de no responder en dicho período, las autoridades de la División de Valores podrán determinar que la orden tenga efecto permanente sobre las acciones de la compañía.