Medichain Blockchain Salud Ico

Una de las características más importantes bajo el concepto de criptomonedas, además de ser uno de sus propósitos esenciales, es la descentralización. Este concepto vino a cambiarlo todo dentro del sector de la informática cuando el misterioso Satoshi Nakamoto introdujo el Bitcoin por primera vez en el año 2009.

La descentralización no es otra cosa que el proceso mediante el cual se distribuyen funciones o poderes lejos de una autoridad centralizadora. A pesar de que se trata de un concepto que normalmente se asocia al sector gubernamental, el significado de la descentralización puede ser diferente dependiendo de las diversas formas en que se aplique.

En el caso que nos compete, el de la industria informática, la descentralización ha ocasionado una verdadera revolución, donde esta característica en la función del almacenamiento de datos y la accesibilidad ha permitido que la tecnología Blockchain exista.

Blockchain y la descentralización

Como hemos informado anteriormente, el nombre ‘Blockchain’ se basa en un conjunto de bloques en cadena que va almacenando información de una manera progresiva. En otras palabras, cada bloque es una colección de datos que se van conectando entre sí cronológicamente para formar la cadena.

Una de sus principales características es que, una vez se graban los datos dentro de la cadena, pasa a ser muy complicado o casi imposible de modificarla. Por su parte, lo que hace que Blockchain sea accesible y totalmente descentralizada es Internet, debido a que cualquier persona con conexión puede utilizarla y su alojamiento es compartido en todos los ordenadores conectados a la red.

Antes de que el concepto de descentralización asociado a Blockchain se conociera por primera vez, la manera de almacenar y recuperar datos era a través del uso de servidores, ordenadores cuya función es gestionar el acceso a una fuente centralizada. Generalmente, el mantenimiento de estos servidores se ejecuta por la intervención de administradores o software de seguridad.

Más allá de que los servidores han sido una solución aceptable hasta ahora, los expertos en informática no han sido efectivos impidiendo que los hackers intervengan para violar su seguridad e incluso que algunos delincuentes puedan robarlos directamente de la sala o habitación donde se ubican. Uno de los sectores que ha sufrido directamente estas brechas de seguridad es el sector de la salud, específicamente el de los datos médicos.

Almacenamiento de datos médicos con Blockchain

Desde que los servidores existen, una gran cantidad de casos de datos médicos robados han sido documentados. Por ejemplo, en 2017, el Diamond Institute for Infertility and Menopause, sufrió una violación de datos cuando un individuo no autorizado accedió a la información médica de 14,633 pacientes, incluyendo sus nombres, fechas de nacimiento, direcciones y números de Seguro Social, entre otros datos.

Pese a que no existe claridad sobre lo que ocurrió en este caso, lo cierto es que el robo ocurrió desde un servidor de terceros donde se almacenaba la base de datos de los registros médicos de la clínica.

El alto valor económico en el mercado negro que tiene la información médica de una persona es la principal motivación de los delincuentes para robar estos datos. Asimismo, individuos inescrupulosos emiten declaraciones de impuestos fraudulentas basadas en los registros médicos robados que tienen un costo de hasta US$ 13.50 por unidad.

Sin embargo, la tecnología Blockchain podría sustituir algún día a las grandes salas repletas de servidores, y convertirse en el estándar de almacenamiento de las redes informáticas.

Cómo MediChain puede impedir el robo de datos médicos

MediChain surge como una solución a los problemas de seguridad y eficiencia de los servidores actuales, ya utiliza la tecnología Blockchain para almacenar datos y también soluciones externas de almacenamiento.

El objetivo de MediChain es simplicar el sistema de seguimiento de la salud del paciente ‘EHR’ (Electronic Health Record), haciendo que sea más seguro y eficiente. En este sentido, los datos serán almacenados en una base de datos fuera de la cadena de bloques, y la única forma de tener acceso a ellos será a través de las claves presentes en la cadena.

De esta manera, MediChain propone una solución innovadora, donde el paciente tiene control de la clave privada que da acceso a sus datos, y tiene la potestad de conceder permiso a los médicos y al hospital para verlos y realizar modificaciones. De esta forma, si un hacker logra acceder a la base de datos fuera de la cadena de bloques, no tendrá acceso a los datos sin las claves.

Asimismo, MediChain facilitará el acceso a los Registros Médicos Electrónicos (RME) entre instituciones médicas, a través de asociaciones estratégicas como con la National Health Service (NHS) de Gran Bretaña para que sea más simple que las instituciones de salud públicas y privadas compartan los datos médicos de los pacientes.

MediChain es una solución que será totalmente gratuita para los pacientes y los médicos, quienes podrán solicitar a los pacientes utilizar sus datos médicos para llevar a cabo investigaciones. Para este intercambio, se utilizará un token llamado MediChain Utility Tokens (MCU), que será lanzado con motivo de la ICO del proyecto. Actualmente la oferta se encuentra abierta, y podrás encontrar más información a través del siguiente enlace.


El Dr. Mark Baker, CEO y fundador de MediChain, realizó sus estudios en Oxford y Cambridge. Ejerció función de CTO de Peerius. Trabajó como especialista en datos en Janssen Pharmaceutical y el NHS del Reino Unido. Fundó AegisDRM, desarrollador de soluciones de seguridad utilizadas por el gobierno de Hong Kong contra los piratas informáticos chinos.