Generalmente, los smartwatch no representan un mayor atractivo en el mercado, aunque ciertamente son una herramienta de gran utilidad, muchos prefieren los smartphones, sin embargo, la idea millonaria de un grupo de científicos podría hacer cambiar de opinión a varios.

Y es que un grupo de investigación de la Universidad Carnegie Mellon, están trabajando en un proyecto que resolvería el problema de los smartwatches, el tamaño de su pantalla,  una de las principales razones por las que mucha gente descarta estos dispositivos.

Según el documento, los científicos desarrollaron un prototipo de reloj inteligente con un proyector , es decir que al mejor estilo de la ciencia ficción este podrá proyectar una pantalla táctil más grande en tu brazo.

LumiWatch integra un proyector láser  que, aunque se trate de un prototipo, funciona correctamente, además la  matriz de sensores que lo componen, permiten percibir acciones cada vez que el usuario toque sobre la pantalla proyectada, haciendo que esta se comporte de la misma forma que el táctil de un Smartphone.

La luz se proyecta hacia un lado del reloj, generando una imagen de 1024×600 píxeles en el brazo o en el dorso de la mano.

Para crear este prototipo, los investigadores trabajaron con ASU Tech Co. Ltd. en China. Con un tamaño de 50 milímetros incorpora un picoproyector láser de 15 lúmenes, una matriz de sensores de diez elementos, Android 5.1 sobre una CPU de cuatro núcleos y una batería que alcanza una hora de proyección continua.

Así luce el OnePlus 6, un móvil con muesca en la pantalla y diseño de cristal

Gracias a una GPU para el procesamiento gráfico se elimina la distorsión y deformación de la imagen, además permite que los gráficos sean nítidos en toda la longitud del brazo.

El color de piel afecta significativamente la visibilidad de la proyección, debido a la absorción variable de luz, para evaluar el rendimiento del dispositivo a través de tonos de piel distintos y distintas condiciones de iluminación. Reclutaron a cinco participantes, uno cada tipo de piel de II a VI en la escala de Fitzpatrick, con diferentes niveles de vello, como se muestra en la figura.

Se le pidió a cada participante que usara el reloj en su brazo derecho para lograr consistencia (proyectándose en la parte superior del brazo), y luego deslizar la interfaz de desbloqueo para presentar una cuadrícula rectificada de 10 mm. Notablemente, la calibración del brazo utilizado para este estudio fue el mismo para todos los participantes, es decir, no se empleó un modelo para cada usuario.

Los resultados fueron sorprendentes, ya que las proyecciones fueron claramente visibles en el interior de todos los tipos de piel tipos (con excepción del tipo de piel VI).

El costo del producto sería de alrededor de $600, y digo sería porque lamentablemente aún no está disponible para la venta.