El Fiscal General de la Republica designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, anunció este miércoles 25 de Abril que la “Operación Manos de Papel” habría alcanzado su tercera fase con la clausura de tres casas de cambio que cotizaban el dólar por un valor mayor al establecido por el Banco Central de Venezuela.

AirTM, Intercash y RapidCambio fueron las tres plataformas desmanteladas por esta fase de la operación. El Fiscal General señalo que estas casas de cambio, funcionaban mediante la recepción de depósitos y transferencias bancarias para luego hacer la conversión a una tasa de cambio “elevada e irreal”. Cabe destacar que tanto AirTM como RapidCambio, también ofrecían el servicio de intercambio de criptomonedas por Bolívares.

“Yo quiero que alguien me explique cómo en septiembre de 2017 un dólar costaba 15.000 bolívares; en diciembre estaba en 100.000 bolívares; en enero de este año en 200.000 bolívares y a finales de marzo en 500.000 bolívares”, fueron las palabras del Fiscal con respecto a las tasas de cambio establecidas por los portales.

De igual forma indico que estas casas de cambio eran manejadas desde los Estados Unidos y también mantenían registros en Panamá, Chile y Ecuador por lo que apunto a que estos países “se convierten en una especie de sucursal del ilícito”.

La “Operación Manos de Papel” cuyo objetivo ha sido detener el contrabando de gasolina, de Bolívares en efectivo y el mercado paralelo del dólar, consiste en cuatro fases.

El Fiscal Tarek William, indico que la primera etapa fue la detención de Carlos Eduardo Marrón Colmenares dueño de la página web DolarPro.com, la cual mantenía una cotización de divisas fuera de las tasas establecidas por el estado venezolano.

También informó que la segunda etapa consistió en la detención de personas que se dedicaban al contrabando de gasolina y comercialización de los billetes del cono monetario hasta por tres veces al de su valor real y para la tercera etapa de la operación el objetivo era desmontar las casas de cambio.

“Está demostrado internacionalmente que estos sistemas alternativos de remisión de fondos funcionan como mecanismo para el lavado de dinero“, finalizó, sin dar más detalles de lo que sería la cuarta etapa de la operación.

Entre el balance aportado por la máxima autoridad del Ministerio Publico, remarco que la operación ha sido el procedimiento antidelictivo más grande de la historia del país, con 112 personas detenidas hasta los momentos, de las cuales 107 ya han sido presentadas a los tribunales.

Los detenidos han sido procesados por los delitos de captación indebida, difusión de información falsa sobre el tipo de cambio, legitimación de capitales y asociación. Además informó que el Ministerio Publico habría solicitado el bloqueo de 247 cuentas bancarias, así como también otras 40 órdenes de aprehensión y autorización para 104 nuevos allanamientos.

Escribir un comentario