Una filial del proveedor de hardware electrónico con base en los Estados Unidos Crescent Electric Supply Company, se ha dado a la tarea de medir las cifras relacionadas con el costo de minería de un Bitcoin en el mundo.

Segun el estudio:

Corea del Sur aparece como el país más caro para extraer una sola moneda a $ 26,170. A partir de ahí, Niue, Bahrein, la isla de Solomon y las Islas Cook completan los cinco primeros, respectivamente.

En el otro lado, Venezuela entró como la nación más barata a $ 531. Sus tarifas de electricidad están fuertemente subsidiadas por el gobierno, lo que genera precios increíblemente bajos.

Trinidad y Tobago, Uzbekistán, Ucrania y Myanmar completan el resto de las cinco naciones menos costosas.

Estados Unidos llegó en el puesto 41 entre los países más baratos para la minería a $ 4,758. Rusia, un importante centro minero, estaba un poco por debajo de los EE. UU. A $ 4,675. China entró como la decimo séptima nación más barata en $ 3,172.

No está del todo clara la forma en que se llevó a cabo la medición y si solo se tomó en cuenta los costos de electricidad. Sin embargo, entre sus comentarios manifiestan lo siguiente:

Para las plataformas de minería, utilizamos el AntMiner S9, el AntMiner S7 y el Avalon 6. Pudimos calcular los números de cuántos días llevaría extraer una moneda y cuánta energía usaría. Basado en la dificultad de la minería cuando este estudio finalizó a principios de enero de 2018.

Entre lo más destacable de la medición, se refleja que en india es tan económico como en china minar un Bitcoin, no obstante la actividad en este país no ha logrado mucha popularidad. Inclusive también se puede ver que en Estados Unidos no resulta tan costoso el proceso con solo $ 4,800 dólares por Bitcoin.

Realizando una comparación con el precio actual del Bitcoin, estos valores serian rentables para realizar la minería si están referidos al costo entero de la operación. Si en cambio, por otra parte solo está referido a los costos de la energía eléctrica sería diferente la historia, puesto que habría que sumar los costos del establecimiento, hardware, enfriamiento así como también mantenimiento de los equipos y de igual manera el del personal que opere los equipos, agregando mayor dificultad y claramente probabilidades de no generar ganancia alguna.

La estimación del costo del proceso de minería, sería una gran ventaja para los mineros en cuanto a la medición de competitividad, pero también una ventaja para los tenedores y los traders de criptomonedas.

Con este tipo de datos podrían calcular los niveles de ganancia, además de desarrollar las estrategias que deberán llevar a cabo si en algún momento no obtuviesen alguna clase de ingresos con la minería, como por ejemplo, sostener las monedas a la espera de que aumente la demanda y el precio suba obteniendo dividendos.