Metoo

Un reporte Quartz reveló que varios estudiantes de diversas universidades en China están promoviendo el movimiento #MeToo valiéndose de la plataforma Blockchain de Ethereum, a fin de evadir la política de censura presente en el país.

Se alega, que el suceso dio inicio el lunes 23 de abril cuando la estudiante Yue Xin de la Universidad de Pekín publicó una carta en la Blockchain de Ethereum denunciando la actitud tomada hacia ella por parte de las autoridades universitarias.

Al parecer, Xin estaba efectuando una investigación sobre un caso de violación a una estudiante en 1998 dentro de la misma facultad; ante lo cual las autoridades respondieron de forma agresiva, impidiéndole continuar con la indagación y amenazándola con una posible expulsión por incumplimiento de órdenes.

En una acción de protesta, Xin redactó la carta antes mencionada y la publicó en la plataforma blockchain. Como sabemos, el gobierno autoritario de China impuso hace décadas un sistema restrictivo de muchas libertades básicas, como el derecho de libre expresión. El sólo hecho de emitir una opinión, y más públicamente, en contra de los mandatarios podría acarrear acciones legales e incluso una sentencia en prisión.

Manifestantes de Hong Kong utilizan ‘Pokémon GO’ para organizar protestas

No obstante, la naturaleza de la tecnología blockchain hace difícil, o casi inquebrantable, su acceso para alteraciones. Por ello, previendo que las autoridades se la verán complicada para aplicar censuras, ya varios estudiantes se han sumado al movimiento, siguiendo el mismo rumbo de Xin, para protestar ante dicha censura.

En este sentido, se reportaron subsecuentemente al comentario inicial, otras publicaciones desde las universidades Sun Yat Sen y Xi’an Eurasia, que se leen a continuación:

No debemos permanecer en silencio – Somos de la universidad Xi’an Eurasia.

Nosotros en la universidad Sun Yat Sen estamos dispuestos a apoyar esta causa.

Cabe destacar que el caso que quería reportar la estudiante Yue Xin se vincula al año 1998, cuando un miembro de la facultad violó a una estudiante, quien más tarde se suicidó.

Por su parte, el movimiento #MeToo surgió en octubre del 2017 como un intento para traer conciencia sobre los casos de violaciones y acoso sexual.

Más en TekCrispy