Fallo

Una casa de cambios en Corea del Sur presentó una falla interna que generó el retiro de cinco veces más el número solicitado por los usuarios, transfiriendo miles de dólares más en criptomonedas.

Los operadores cambiarios están dispuestos a tomar medidas legales contra todos aquellos usuarios que no reembolsen las criptomonedas.

Cabe destacar que la casa de cambios, llamada ‘Cashierest’, inició sus operaciones en marzo del presente año. Las fallas provocaron que algunos clientes retiraran cinco veces la cantidad estipulada, mientras que otros reportaron que no habían podido retirar nada desde el inicio de la falla el viernes pasado.

De acuerdo a lo reportado por Bitcoin News, se estima que:

La cifra retirada fue mayor a la concretada que se enviaría a otra casa de cambios de criptomonedas. El exchange está solicitando que los inversores reembolsen los fondos excedentes en no más de 24 horas, de lo contrario tomarán medidas legales o aplicarán sanciones de imposición de impuestos cada vez más elevados, dependiendo del tiempo que tarden en responder.

Según las declaraciones de uno de los clientes:

Movilicé la cantidad de 12 millones de won coreanos (11.086 mil dólares), pero Cachierest transfirió unos 60 millones de won (55 mil dólares).

Se especula que el usuario efectuó sus movimientos hacia la plataforma ‘UpBit’, la cual es una de las cuatro exchanges que permiten cambiar criptomonedas por la moneda nacional, won.

Por otra parte, se cree que “la casa de cambios no posee una cuenta virtual vinculada a su servidor y que un miembro del personal del exchange confirma si los componentes de la transacción coinciden, acción que podría acarrear errores” según se informó.

Hay que mencionar además que la falla no se vincula a un caso de hackeo, sino más bien a un problema interno desproporcionado, que ocasionó la pérdida de aproximadamente mil millones de won (924 mil dólares).

Los operadores quedarán a la espera de respuestas por parte de los clientes y procederán a aplicar los arreglos y reformas correspondientes para solventar el fallo.