Europol Ataques Ddos

Gracias a un esfuerzo conjunto entre varias organizaciones internacionales dedicadas a combatir los crímenes informáticos, donde destaca la participación de la Agencia Nacional del Crimen del Reino Unido, se logró el bloqueo de Webstresser.org, un sitio web dedicado a la organización de ataques informáticos considerado como el más grande del mundo de su tipo.

Según el informe de investigación del caso, publicado en el sitio web de la Europol, Webstresser permitió la ejecución de al menos 4 millones de ataques informáticos en todo el mundo, entre los que destacan intentos de bloqueo a instituciones financieras con sede en el Reino Unido.

Este sitio fue considerado el mercado más grande del mundo para contratar servicios de ataques de Denegación de Servicio Distribuida (DDoS), y según la publicación de la Europol, contaba con más de 136,000 usuarios registrados. En concreto, los administradores del sitio web permitían organizar ataques contra cualquier sitio web, incluyendo planes de suscripción mensuales a partir de 15 euros.

Hasta el momento, han sido arrestados 6 presuntos miembros de Webstresser, y han sido incautados algunos de los servidores del sitio web en los Países Bajos, Estados Unidos y Alemania. Asimismo, se conoció que quienes más utilizaban los servicios de los hackers de este sitio web provienen de Italia, España, Países Bajos, Reino Unido, Croacia, Australia, Canadá y Hong Kong.

El esfuerzo de las autoridades durante las investigaciones fue considerable, teniendo en cuenta que la identificación de este tipo de ataques (DDoS) implica una búsqueda exhaustiva de la fuente de los datos que bloquean cada sitio web que ha sido atacado. Para finalizar el anuncio, la Europol afirmó:

Los ataques DDoS son ilegales. Muchos entusiastas de TI se involucran en actividades aparentemente leves de ciberdelincuencia de bajo nivel, sin darse cuenta de las consecuencias que conllevan dichos crímenes. Las sanciones pueden ser severas: si realiza un ataque DDoS, o realiza suministra u obtiene servicios de este tipo, podría recibir una sentencia de prisión, una multa o ambas.