Marcapasos Inalambrico Chips Corazon

El equipo de investigación de la Rice University ha hecho una demostración que podría cambiar el futuro de los sensores médicos, al instalar un marcapasos inalámbrico que consiste en una serie de chips pequeños colocados en varios lugares dentro del corazón.

Según un comunicado de prensa, cada chip es del tamaño aproximado de un grano de arroz, y al ser desplegados en el órgano vital, se comunicarían con una estación base dispuesta en la piel del paciente. Asimismo, la carga eléctrica de los chips sería proporcionada a través de frecuencia de radio.

Los investigadores han desarrollado una tecnología que, en caso de ocurrir una anormalidad con el ritmo cardíaco, la estación base detecta el problema y activa automáticamente los chips insertados en el corazón para liberar energía y reestablecer su ritmo habitual.

El profesor de ingeniería de la Universidad de California en Los Ángeles, Aydin Babakhani, y un equipo de investigación del Texas Medical Center, ya habían presentado en 2017 un concepto de marcapasos inalámbrico similar, que al ser insertado en el corazón, podría ofrecer descargas a través de radiofrecuencias.

Ahora, la meta el equipo de la Universidad de Rice es aprovechar esta tecnología a través de la red completa de chips desplegados dentro del corazón de manera permanente. Uno de los miembros del equipo de desarrollo de esta tecnología, Yoseph Maguire, afirmó que la mejor solución inalámbrica de la actualidad en relación a los marcapasos es esta.

En la demostración, que fue grabada en video y posteriormente publicada en YouTube, se utiliza un corazón impreso en 3D que incluye chips que simulan la detección de anomalías en el ritmo cardíaco y envían dicha información a la estación base. De esta forma, se observa cómo la estación activa los sensores para liberar energía eléctrica y normalizar el ritmo del corazón.

Para llevar a cabo la demostración, los investigadores de Rice contaron con el apoyo de profesionales de ingeniería eléctrica e informática de Texas Instruments, cardiólogos del Instituto Cardiológico de Texas, y otros estudiantes de la universidad.