Derechos Monkey Selfie Selfie Macaco Polemica 2

Debido a que la red de redes nos permite tener todo a un click de distancia, resulta sencillo acceder a las obras de cualquier persona, tanto así que muchos pueden adjudicarse los derechos de las mismas, y más cuando se trata de fotografías, es por esto que actualmente las disputas por derechos de autor incrementan y se hacen cada vez más complicadas. Sin embargo, el proceso se hace mucho más complejo e inusual cuando se trata de definir los derechos de autor de una “monkey-selfie”.

Es posible que hayas escuchado del curioso caso de “Naruto” el macaco que se tomó un selfie por allá en 2011, con la cámara del fotógrafo  David Slater, quien se encontraba en  la reserva Tangkoko, en Indonesia, con el fin de fotografiar al macaco negro crestado.

De alguna manera, la hembra macaco se deslizó a la cámara de Slater y se las arregló para tomarse algunas fotos.  Las adorables o curiosas imágenes dieron la vuelta al mundo.

Dado que la cámara era propiedad de Slater, este vendió las imágenes a una agencia y publicó un libro, que incluye algunas de las fotos llamadas “mono selfie” o “selfie del macaco”, asegurando que poseía los derechos de autor. 

Sin embargo, debido a que el selfie lo hizo el mono, Wikipedia publicó las fotos en formato dominio público, lo que según el fotógrafo David Slater “me ha hecho perder más de 10.000 libras“. Por su parte,  la fundación protectora de animales PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), el grupo que busca representar a Naruto, presentó una demanda y dijo que los derechos de autor sobre la imagen habían sido violados.

Desde entonces, tanto el macaco como el fotógrafo se vieron envueltos en un juicio donde se disputan los derechos de autor de la “monkey-selfie”.  En enero de 2016, un juez del distrito federal en San Francisco dictaminó que el macaco no tenía legitimidad: “al no ser una persona, no podía presentar una demanda.”

Ahora, un tribunal federal de apelaciones en San Francisco dictaminó el lunes que  un “macaco con cresta”, no tiene legitimación para presentar un reclamo de derechos de autor, de manera que los derechos del ‘selfie del mono’ no pertenecen a nadie,  así que ni Slater, ni la ONG PETA quien afirmó que de ganar el caso, usarían las ganancias para proteger la reserva de la macaca, no podría hacerlo pues la “relación de amigos” no se puede comprobar.

Google retira 3000 millones de URLS del buscador por infringir derechos de autor

Más en TekCrispy