Normalmente, Gmail detecta los mensajes de spam o cualquier correo sospechoso, marcándolo como spam automáticamente pero, ¿qué pasaría si los correos no deseados son enviados desde la cuenta del propio usuario?

Tal parece que los filtros de validación de la compañía de Mountain View no tomaron en consideración el hecho de que una persona pudiese enviarse spam a sí mismo, pero, lo cierto es que está ocurriendo. Y es que varios usuarios de Gmail, descubrieron una gran cantidad de correos no deseados en su bandeja de entrada, lo más insólito es que los correos no fueron enviados por una cuenta externa sino “por ellos mismos” (aparentemente).

¿Cómo sucedió?

De acuerdo con el informe de Mashable, varios usuarios de este cliente de correos, reportaron en el foro de Gmail que su bandeja de entrada estaba abarrotada por mensajes sospechosos. La preocupación aumentó cuando notaron que el remitente era su misma cuenta de correo, pues pensaron que alguien pudo haber robado sus datos, sin embargo, uno de los usuarios afectados manifestó haber cambiado su clave y los correos no deseados seguían enviándose:

“Mi cuenta de correo electrónico ha enviado 3 emails no deseados en la última hora a una lista de aproximadamente 10 direcciones que no reconozco”, decía una publicación del 21 de abril en un Foro de ayuda de Google. “Cambié mi contraseña inmediatamente después de la primera, pero luego sucedió nuevamente 2 veces más”.

 

Google ha respondido a los usuarios aclarando que sus cuentas no han sido hackeadas, pero en realidad sí se trata de un ataque por parte de desconocidos que usaron los encabezados de correo electrónico, pero falsificados, para simular que el email provenía de los propios usuarios, a través de una empresa de telecomunicaciones canadiense llamada Telus.

Al tratarse del mismo titular de la cuenta, Gmail no lo marca como “No deseado”, permitiendo el paso del email sospechoso a la bandeja de entrada.

Un portavoz de TELUS proporcionó la siguiente declaración:

“Hemos identificado correos electrónicos no deseados que están disfrazados para aparecer como si provinieran de http://telus.com. Somos conscientes del problema, y podemos confirmar que TELUS no está generando mensajes, ni tampoco se están enviando desde nuestro servidor. Estamos trabajando con nuestros proveedores de terceros para resolver el problema y estamos aconsejando a nuestros clientes que no respondan a ningún correo electrónico sospechoso.”

Por su parte, Google respondió a los usuarios y afirman que ya se encuentran trabajando para solventar este problema.

Escribir un comentario