Los casos de soldados que regresan a casa portando cicatrices visibles, abundan; mutilaciones, quemaduras y laceraciones provocadas por la acción de artefactos explosivos improvisados dejan una huella imborrable. Pero algunos regresan con lesiones ocultas debilitantes, como la pérdida de la totalidad o parte de sus genitales, un tipo de traumatismo que genera un gran perjuicio y profundos inconvenientes en quien los sufre.

En lo que sin duda representa una esperanza para quienes sufren lesiones de este tipo, un equipo de cirujanos del Hospital Johns Hopkins, ha logrado realizar con éxito el primer trasplante total de pene y escroto en el mundo.

Este complejo tipo de trasplante, en el que una parte del cuerpo se transfiere de un individuo a otro, se denomina alotrasplante compuesto vascularizado. La cirugía consiste en trasplantar la piel, los músculos y los tendones, así como los nervios, los huesos y los vasos sanguíneos, de un donante a un receptor.

La operación de 14 horas, en la que participaron nueve cirujanos plásticos y dos cirujanos urológicos, marca el tercer trasplante exitoso de pene y el primer trasplante de pene complejo, lo que significa que además del pene, involucró el escroto y el tejido circundante.

La compleja cirugía involucró trasplantar la piel, los músculos y los tendones, así como los nervios y los vasos sanguíneos.

Por razones éticas, los cirujanos extirparon los testículos antes del trasplante, a fin de prevenir la posibilidad de que el receptor pueda engendrar hijos genéticamente pertenecientes al donante.

Aunque los médicos esperan que la recuperación y la regeneración de los nervios tomen cierto tiempo, tienen la esperanza de que el paciente eventualmente recuperará la capacidad de orinar, tener erecciones y orgasmos espontáneos. De hecho, esperan que la micción sea posible en unos pocos meses.

Al igual que con cualquier cirugía de trasplante, el rechazo de tejido es una de las mayores preocupaciones. El paciente ha sido sometido a un régimen de medicamentos inmunosupresores para evitar el potencial rechazo.

El receptor, que sufrió las lesiones en Afganistán y que desea permanecer en el anonimato, se ha recuperado de la cirugía y se espera que sea dado de alta del hospital en los próximos días, publicó una breve declaración en la que expresa:

Es una herida verdaderamente difícil de sufrir, no es fácil de aceptar. Cuando me desperté por primera vez [luego de la cirugía], finalmente me sentí más normal.

El Dr. Wei-Ping Andrew Lee, profesor de cirugía ortopédica y cirugía plástica y reconstructiva en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, declaró:

Creo que todos estamos de acuerdo en que es devastador, como cualquier cosa que sufran nuestros guerreros heridos, que un joven llegue a casa con la zona pélvica completamente destruida. Esperamos que este trasplante ayude a restablecer las funciones urinarias y sexuales casi normales para este joven.

Referencia: Johns Hopkins Performs First Total Penis and Scrotum Transplant in the World. Johns Hopkins Medicine News and Publications, 2018. https://goo.gl/nKdSHm

Más en TekCrispy