La start-up se encuentra preparando un nuevo proyecto que consiste en la construcción de un ecosistema que elimine los “cuellos de botella” durante las transacciones con criptomonedas que están impidiendo que el mundo disfrute de un “segundo auge criptoeconómico”.

La iniciativa surge debido a que Korona sostiene que los actuales sistemas de pago Blockchain están dirigidos a los inversores, y que Bitcoin y Ethereum no son aptos para mantenerse al día con las demandas diarias de los consumidores y las empresas.

Por ello, la compañía establece que la tecnología Lightning Network (tildada así por su velocidad de operación) alineará los tiempos de procesamiento de las transacciones criptográficas con los pagos fijos, a la vez que reducirá los costos y facilitará la aparición de un “mercado descentralizado y sin sesgos” para beneficiar a los comerciantes y sus clientes. Todo eso, impulsado por el token en cuestión, que ha sido denominado como criptomoneda nacional de Hungría.

Además, según Korona, su ecosistema anuncia el inicio de la “Crypto Economy 2.0″, poniendo fin a un “callejón sin salida” actual donde el público y la comunidad empresarial no están informados sobre las ventajas de la tecnología basada en Blockchain.

De esta manera, Korona espera construir un vínculo “necesario” entre tiendas de comercio electrónico y pagos con criptomonedas al ofrecer una plataforma de transacción digital que se puede integrar fácilmente en los sistemas existentes utilizados por los minoristas en línea.

Afirma que un “porcentaje significativo” de pequeñas y medianas empresas aún no han adoptado el comercio electrónico porque no poseen el conocimiento pertinente y temen que los costos de la tecnología resulten muy elevados y, por ende, prohibitivos. En respuesta a la problemática, Korona planea proporcionar a dichos minoristas un “marco de plataforma de tienda web moderno, de libre acceso y utilizable” para ayudar a lanzar su oferta en línea, junto con el soporte de IT que necesitan. Este servicio se proporcionará de forma gratuita con la condición de que acepten tokens Korona como forma de pago.

El sistema de pago en cuestión se combinaría con el Mercado Korona, un lugar donde los compradores pueden comprar una “amplia gama” de bienes y servicios utilizando criptomonedas.

La empresa, que planea enfocar sus esfuerzos principalmente en la Unión Europea, afirma que al público le resultará más fácil descubrir productos de mayor calidad a precios más bajos a través de este mercado.

Por otro lado, la compañía establece que los precios cobrados por los minoristas por concepto de la adquisición de productos iguales pueden variar ampliamente en toda la UE, pero los compradores a menudo desconocen estas diferencias y les resulta difícil obtener el mejor precio. Según su investigación, los compradores en una nación de la UE pueden terminar pagando 40 por ciento más que otra por exactamente lo mismo.

En respuesta a esto, Korona planea lanzar un motor de comparación de precios que expone estas diferencias monetarias, permitiendo a los compradores ahorrar significativamente aun después de contabilizar los impuestos, aranceles y gastos de envío.

Desde el lanzamiento, la compañía dice que los que cuenten con el token podrán comprar artículos de tres estados miembros de la UE, en comercios de diferentes rubros, como tiendas de mascotas, comestibles, cervecerías y barberos. Como cumple con las regulaciones de la UE, Korona espera que esta lista crezca “exponencialmente” y considera que muchos de sus servicios tienen el potencial de extenderse más allá del continente.

Escribir un comentario