Breitman Tezos
FILE PHOTO: Tezos co-founder and CTO Arthur Breitman speaks during the Money 20/20 conference in Las Vegas, Nevada, U.S. on October 24, 2017. REUTERS/Steve Marcus

El ente regulador financiero de los Estados Unidos ha sancionado al cofundador de la compañía Tezos -responsable de la recaudación de 232 millones de dólares con su ICO en el 2017- por negar responder acusaciones sobre su vinculación con Morgan Stanley.

La Autoridad Regulatoria de la Industria Financiera (FINRA) impuso una multa de 20.000 dólares, además de prohibirle la participación en el mercado financiero por un período de dos años consecutivos. Se alega que el cofundador Arthur Breitman hizo declaraciones falsas sobre el proyecto mientras trabajaba en el banco de inversión Morgan Stanley.

De acuerdo con los reportes, FINRA es un ente autorregulador que supervisa a los corredores de la Bolsa, así como a los usuarios en el país. No obstante, Breitman había estado registrado en FINRA desde el 2014 y hasta el 2015, durante su período como empleado en Morgan Stanley.

El ente regulador acusó a Breitman de haber negado estar envuelto en el proyecto Tezos, mientras seguía trabajando en la entidad bancaria, violando así la normativa que exige que “los agentes de la Bolsa registrados deben notificar a los empleadores de las empresas que deberán recibir una compensación financiera”, según los medios.

El cofundador también incurrió en información falsa al ser cuestionado sobre sus negocios externos.

Por otra parte, la compañía Tezos también está en medio de una serie de escrutinios por asuntos de naturaleza legal, siendo uno de los primeros casos la denuncia tras la emisión de tokens no registradas en la Bolsa de Valores.

Desde finales del 2017, varias compañías se han incursionado en el terreno de la tecnología blockchain y criptomonedas sin previa aprobación por parte de los entes reguladores. Este es el caso, por ejemplo, de la ICO auspiciada por el jugador Floyd Mayweather, en la cual las autoridades alegan una recaudación de fondos que no cumplía con las obligaciones legales que implica el negocio.

En varios casos, las ICOs son detenidas, al igual que los responsables; pero hay casos lamentables, donde la anonimidad de esta tecnología juega en pro a los estafadores, quienes tras cerrar su ICO huyen con millones de dólares que no les pertenecen.