Este jueves, el Parlamento Europeo afianzó su postura de imponer una serie de regulaciones hacia el comercio con criptomonedas, a fin de ayudar a prevenir los actos delictivos de lavado de capitales o intenciones de terrorismo financiero.

Esta situación se remite al proceso de votación del Consejo Europeo efectuado en diciembre del 2017, en el cual los miembros votaron en pro de imponer nuevas normativas. El resultado se vio reflejado con 574 votos a favor de las regulaciones y tan sólo 13 votos en contra.

Las nuevas medidas buscan poner un control sobre las casas de cambio, las plataformas y las carteras electrónicas; de forma que los proveedores, así como los operadores deberán registrarse y dar cuenta de sus servicios y verificación de clientes para continuar en el mercado de forma legal.

De acuerdo con el reporte, una vez aprobadas y publicadas las nuevas normativas, podrán ser implementadas a los tres días; tras lo cual deberán pasar 18 meses antes de ser introducidas oficialmente como parte del reglamento nacional de cada país miembro.

En palabras de Krisjanis Karins, un miembro del Parlamento Europeo (MEP):

El comportamiento criminal no ha cambiado. Los delincuentes se ocultan tras el anonimato para blanquear sus ganancias ilícitas o financiar el terrorismo. Esta legislación ayudará a abordar las amenazas hacia nuestros ciudadanos y al sector financiero al permitir un mayor acceso a la información sobre las personas detrás de las organizaciones criminales, además al regular las monedas virtuales y tarjetas prepagadas ejerceremos un mayor control sobre los actos delictivos.

Por su parte, Judith Sargentini, otra vocera del Parlamento comenta que:

Con esta nueva legislación introducimos medidas más estrictas, ampliando el deber de las entidades financieras de llevar a cabo labores para resguardar la seguridad de los clientes.

El consenso alcanzado en diciembre también impone sanciones estrictas contra actos de lavado de dinero, así como marca un hito en la lucha contra las organizaciones criminales a nivel europeo.

Escribir un comentario