Si hay un servicio al que estamos suscritos y que debería ser el más privado y seguro de la web, es el del correo electrónico. A través de esos mensajes se gestionan temas personales hasta profesionales. Se puede intercambiar información delicada, que, de llegar a manos de terceros, podía causar estragos en la vida de los afectados, de allí la importancia de contar con un servicio donde los datos almacenados permanezcan íntegros.

Aunque parezca tarea imposible eso de encontrar un servicio de correo electrónico seguro, les tenemos buenas noticias, sí existe uno y se llama Disroot, que basa sus funciones en el encriptado de datos.

¿Qué es Disroot?

Este es un correo electrónico gratuito, que además de gestionarse desde un navegador web, también posee un cliente para Escritorio. Para complementar sus funciones, Disroot se enlaza con otros servicios de otro tipo que también prometen ser los más seguros y privados posibles: Lufi (Almacenamiento cifrado temporal), Matrix (Chat descentralizado) y otros, en los que podrás iniciar sesión con tus datos de Disroot para un uso más cómodo.

El nuevo gran rediseño de Gmail ya está disponible

Los creadores de este sistema aseguran que todo lo que hagamos en Disroot quedará en Disroot, es decir, no se hará un seguimiento de nuestras actividades. Han añadido una capa adicional de seguridad de cifrado GPG del lado del servidor, por lo que la empresa no sabría ni siquiera la contraseña de las cuentas registradas.

El almacenamiento en la nube que ofrece Disroot, además de ser seguro, tiene un espacio 2 GB gratis, que quizás sea aumentado conforme tenga más usuarios, aunque su enlace con Nextcloud suma 4 GB.

Son muchas las bondades que ofrece este servicio de correo, siendo hasta ahora uno de los más completos (por el montón se plataformas seguras que se pueden asociar a él) y por las capas de seguridad que añade a su código. Si quieres probarlo, no dudes en crear una cuenta en su página web.