Las autoridades de Corea del sur planean imponer regulaciones sobre el comercio e importaciones de chips de minería de criptomonedas para prevenir los riesgos asociados con incendios y uso de energía excesiva.

De acuerdo con el Servicio Transfronterizo de Corea (KCS por sus siglas en inglés), la importación de chips de minería para criptomonedas ahora formará parte de la lista de artículos regulados del país que necesitarán un certificado especial emitido por las autoridades de seguridad.

El reporte del sitio KyungHyang señala que la cantidad de chips importados en los últimos meses ha incrementado, así como los riesgos asociados a la práctica que conlleva su uso.

También fue revelado que por cada 454 chips la inversión total asciende a 1.3 mil millones de won (1.2 millones de dólares).

Por su parte, cabe destacar el factor de gasto energético que implica el uso de dichos dispositivos, los cuales han encendido las alarmas de las agencias de seguridad debido a los riesgos que van desde actos delictivos, hasta posibilidades de incendios.

Hay que mencionar que este escrutinio nacional llega justo durante una época en donde los actos ilegales están a la orden del día. Es este sentido, a principio de año, las autoridades detuvieron a 14 personas de 13 compañías quienes usaban de forma no autorizada los recursos energéticos provistos, pagando menos cantidad que otros empleados de compañías de otros sectores.

Otro incidente se dio con la prohibición de las casas de cambio y la práctica de minería en un edificio comercial en la capital Seúl, debido a los elevados gastos y peligros de incendio.

Asimismo, Corea del sur ha estado incurriendo en una serie de regulaciones cada vez más estrictas sobre el uso y comercio con criptoactivos. A pesar de que el país posee uno de los mercados más grandes de criptomonedas y desarrollo de aplicaciones con blockchain.

Escribir un comentario