Tal y como fue anunciado a principios de este mes, el día de ayer la casa de cambio Coincheck se convirtió de manera oficial en una subsidiaria de Monex Group, luego de que esta compañía acordó invertir 3,600 millones de yenes (US$ 33,5 millones aproximadamente) en la adquisición.

Monex es una de las principales firmas de valores y corretaje en Internet de Japón, con competidores del rango de Rakuten Securities y SBI Securities. En una conferencia de prensa llevada a cabo el pasado viernes, Monex reveló los datos financieros de la casa de cambio Coincheck para el año fiscal que concluyó el pasado 31 de marzo, afirmando además que la exchange cuenta actualmente con 1,7 millones de cuentas de usuario y 71 empleados.

Oki Matsumoto, gerente general de Monex, dijo a los empleados de Coincheck que no habrá cambios en el personal y que la firma respetará los salarios y el trato de los empleados. Asimismo, citó a la Agencia de Servicios Financieros (FSA) de Japón, afirmando que otorgará el nuevo registro de Coincheck dentro de dos meses, fecha en la que el negocio se reiniciará.

La FSA emitió una orden de mejora comercial que obliga a los ejecutivos clave de Coincheck, Koichiro Wada y Yusuke Otsuka, a renunciar a la Junta Directiva, la cual estará a cargo de los ejecutivos de Monex a partir del anuncio de ayer. En este sentido, el Director de Operaciones de Monex, Toshihiko Katsuya, será nombrado como el nuevo presidente de Coincheck, con Matsumoto asumiendo el cargo de director.

Recordemos que apenas en enero, Coincheck fue hackeada y perdió más de US$ 540 millones en criptomonedas NEM, una cantidad que la compañía repuso a los usuarios posteriormente, y que planteó la idea de regulaciones más estrictas para las casas de cambio de criptomonedas en Japón. De hecho, luego de estas medidas, el mercado comenzó a experimentar una crisis de la que poco a poco se ha ido recuperando.

Escribir un comentario