Telegram Russia

El fundador y CEO de Telegram, Pavel Durov, afirmó que ha estado pagándoles a los administradores de red usando Bitcoins para conseguir eludir la prohibición impuesta por el gobierno ruso en dicho territorio a su popular plataforma de mensajería.

De hecho, el creador de la aplicación de mensajería anunció el día de hoy en su canal de Telegram que había creado concesiones de Bitcoin para administradores que ejecutan redes privadas virtuales (VPN) y otros servicios proxy para permitirles a los usuarios acceder a la plataforma después de que el gobierno ruso incluyera a la app en una “lista negra” por negarse a compartir mensajes privados. Dicha prohibición entró en vigencia la semana pasada y, tal como informaron esta semana los medios de comunicación locales, el gobierno estaría tomando varias medidas, como bloquear millones de direcciones IP, en un intento por evitar que la gente use la aplicación.

Perder usuarios ​​en Rusia (estimados en un 7% de la base total de Telegram) no tendría un impacto negativo a largo plazo en la aplicación; sin embargo, Durov afirmó que es necesario hacer todo lo que esté a su alcance para preservarlos:

Empecé a hacer donaciones en Bitcoins a individuos y compañías que ejecutan socks5 y VPN. Me complace donar millones de dólares este año para esta causa, y espero que otras personas lo sigan. Defino a esta resistencia digital como un movimiento descentralizado de pie para las libertades digitales y el progreso global.

La decisión se tomó después de que los proveedores de servicios de internet comenzaron a prohibirle el lunes a Telegram. A pesar de que ha estado en funcionamiento durante más de 24 horas, el servicio no ha experimentado un descenso significativo en el uso, en parte debido a los servicios VPN y proxy existentes, y también porque los servicios en la nube de terceros permiten a los usuarios conectarse a la plataforma.

Twitter desactiva la función de enviar tweets desde un SMS tras hackeo a Jack Dorsey

De acuerdo a lo establecido por el gobierno, la prohibición de Telegram se puede levantar si la empresa entrega sus claves de cifrado a las agencias de seguridad de la nación. Sin embargo, y al respecto, Durov aseguró que “prometimos a nuestros usuarios una privacidad del 100% y preferiríamos dejar de existir antes de violar esta promesa”.

Más en TekCrispy