Rasputin Eac Breach

Las autoridades regulatorias de Suiza impusieron medidas sobre las ICOs (Oferta Inicial de Criptomonedas), ocasionando una reacción por parte de quienes veían en el país un destino paradisiaco para el comercio con criptomonedas.

Durante la Cumbre mundial de criptomonedas e ICOs en Zürich, Tim Draper, un multimillonario en tecnología e inversionista de bitcoins, expresó que:

Tú [Suiza] tenías el tigre agarrado por la cola, todos iban a hacer sus ofertas en criptomonedas (ICO) en tus tierras, lo único que debías era dejar el paso abierto y fácil. Ahora, en cambio, desde la llegada de los organismos reguladores la situación cambió y complicaron el panorama; llegaron allí. Lo hicieron más difícil. Pusieron más y más barreras, por lo que los inversionistas y comerciantes fueron a Singapur, Gibraltar y otros lugares.

Draper también comentó en la misma nota que:

Pienso que Suiza tenía en sus manos una gran oportunidad, que ya la doy por perdida. Con la imposición de medidas estrictas, pierdes el negocio. Tal vez, puedan volver a como solían ser, si aflojan la cuerda de las regulaciones. Ahora queda de parte del gobierno el competir para tenernos de vuelta, ya que nosotros podemos movernos de un país a otro.

Por otra parte, en febrero de este año, la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero de Suiza (FINMA por sus siglas en inglés), instó a la toma de medidas sobre las ICOs y criptomonedas, a pesar de haber expresado su apoyo y confianza en el potencial de la tecnología blockchain para el desarrollo económico.

Los representantes de FINMA declararon que:

La aplicación de la tecnología blockchain tiene un potencial innovador dentro de los mercados financieros. Sin embargo, los proyectos basados en blockchain, realizados de manera análoga a las actividades reguladas, no pueden eludir simplemente el marco regulatorio aprobado. Nuestro enfoque para el manejo de proyectos e investigaciones de ICO permite a los innovadores legítimos incursionar en el panorama regulatorio y así lanzar sus proyectos de manera consistente con nuestras leyes.

Suiza se había posicionado como un paraíso comercial para los negocios con criptomonedas. Esto se evidencia con el primer cajero automático que fue inaugurado allí en el 2015. Sumando a esto, los proyectos como Tezos y Bancor fueron desarrollados por expertos suizos antes de la imposición de las nuevas regulaciones.