Compartir

Tu postura para dormir influye, no sólo en la calidad del sueño, sino en tu salud general, y esto no es un mito popular; una mala postura al dormir podría causarte una serie de dolencias y afecciones que tienen implicaciones directas en tu bienestar integral. Existe una larga lista de posiciones para dormir, pero básicamente todas son variaciones de tres principales: boca abajo, de costado y boca arriba.

La posición menos recomendada y de hecho la menos adoptada, sólo el 7 % de la personas duermen así, es la posición boca abajo. Aunque puede ayudar a aliviar los ronquidos, esta postura puede causar dolor en el cuello y la espalda, debido a que estas áreas no descansan en una posición neutral; además, puedes ejercer presión sobre los nervios y causar entumecimiento, hormigueo y dolores nerviosos.

Cómo saben las flores cuando es hora de florecer

En contraste, la postura de costado es por mucho la posición más popular para dormir; más del 40 % de las personas duermen de esta manera. La posición puede ser buena para los que roncan, pero mala para los que tienen artritis. No favorece el hecho que esta postura puede entorpecer una respiración profunda porque restringe el diafragma. Otro inconveniente de esta postura es que puede promover la formación de arrugas prematuras, debido a la presión que ejerce la mitad de tu cara contra la almohada.

Los expertos dicen que la mejor posición para dormir es boca arriba, apoyado sobre tu espalda; si bien no es la postura más popular, sólo 8 % de las personas duermen de esta posición, para quienes duermen boca arriba es menos probable que tengan dolores de cuello y espalda, debido a que esta postura permite a estas áreas descansar en una posición neutral.

Dormir boca arriba también es ideal para evitar el reflujo gástrico; sólo asegúrate de usar una almohada que eleve y soporte tu cabeza lo suficiente.

Estas baterías protegen el organismo en caso de ser ingeridas por un niño

Aunque es la posición más recomendada, no es aplicable para todos. Dormir boca arriba puede hacer que la lengua bloquee el tubo de respiración, lo que lo convierte en una posición peligrosa para quienes padecen apnea del sueño. Esta posición también puede favorecer los ronquidos.

Aunque esta sea la posición recomendada, todas las posiciones para dormir tienen sus beneficios y perjuicios, por lo que la clave se encuentra en la comodidad.

Referencia: The Best Sleep Position for Your Body. National Sleep Foundation. https://goo.gl/D1zQP6.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.