Compartir

Todo fotógrafo que quiera realizar un trabajo de edición y lograr los resultados esperados, tendrá que realizar sus fotografías en RAW, porque es un formato que captura la imagen en “crudo”, como su nombre lo indica, manteniendo la información real de la imagen tal cual la capturó el sensor de la cámara.

Las fotografías en RAW no siempre pueden ser gestionadas por el visor que tenemos por defecto en nuestro ordenador, mucho menos por los editores de imágenes estándares. Para editar una foto en dicho formato será necesario recurrir a softwares como Lightroom o Photoshop, pero si no puedes disponer de una licencia completa de esos programas, lo mejor será usar otros más sencillos y gratuitos.

A continuación, describiremos brevemente algunos procesadores de imágenes RAW que pues usar desde ya.

Darktable

Es un software especializado en visualizar y tratar este tipo de imágenes. Tiene soporte para varias distribuciones de Linux, como Ubuntu, Fedora y muchas más; también para Windows y macOS.

Unas de las características resaltantes de este programa es que no importa cuántos cambios hagamos a una fotografía, siempre podemos volver a la versión original. Además, podemos editar ese y cualquier otro tipo de formato de imágenes.

BleachBit 2.0, la poderosa alternativa a CCleaner

Para descargar este potente programa, haz clic aquí.

DigiKam

Si la herramienta anterior es maravillosa, DigiKam no se queda atrás. Además de ser multiplataforma y permitir la edición de fotografías en RAW, también admite todos los tipos de imágenes de este formato porque tiene soporte para 800 modelos de cámaras que generan esas fotos.

También nos ofrece una biblioteca en la que podemos almacenar nuestras fotos y acceder a ella en cualquier momento, todo bajo una organización o clasificación de imágenes personalizada.

Pulsa sobre DigiKam para descargarlo.

RawTherapee

Otra buena recomendación, no menos útil que las dos anteriores. Este programa también ofrece una edición precisa de imágenes en RAW, que incluye la aplicación de filtros como blanco y negro, HDR y otros tradicionales.

Es compatible con GIMP y otros programas que potencian aún más todas sus funciones.

Obtén este software desde este enlace.

Para terminar

Así que ya lo sabes, no dejes de hacer fotografías en RAW. Si tienes que gestionar muchas de esas fotos, usa cualquiera de estos programas.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.