La disputa entre las autoridades rusas y una de las tecnológicas de mensajería más conocida podría dejar incomunicados a millones de personas en Rusia. Resulta que un tribunal ha ordenado el bloqueo inmediato de Telegram en ese país por no cumplír con las exigencias del gobierno que demanda acceso a los datos privados de los usuarios.

Según la información de la agencia de noticias estatal TASS, esta decisión se tomó una semana después que el organismo de control estatal de comunicaciones en Rusia emitiera una demanda para limitar el acceso a la app de mensajería Telegram, luego que esta le negara el permiso al Servicio de Seguridad Federal(FSB) para leer los mensajes privados de los usuarios.

La audiencia se celebró esta mañana en ausencia de representantes de Telegram, esto se hacía esperar puesto que el creador de la app, Pavel Durov, había prohibido “legitimar con su presencia una franca farsa”. 

El jefe de Roskomnadzor, Alexander Zharov, advirtió que la prohibición se aplicaría después de la última sentencia judicial, y estaría vigente hasta que Telegram proporcione las claves de descifrado al FSB. Sin embargo, no aclaró qué tan inmediata será la prohibición.

The Financial Times informó que es probable que la restricción tenga lugar una vez que Telegram haya agotado el proceso de apelación durante el próximo mes.

Rusia implementó estrictas leyes antiterroristas en 2016, que requerían servicios de mensajería para brindar a las autoridades la capacidad de descifrar mensajes. Telegram ha estado desafiando estas leyes.

Compañía matriz de MoviePass está bajo investigación por fraude

Por su parte Pavel Durov, ha respondido a la prohibición con un mensaje desafiante:

En Telegram, tenemos el lujo de no preocuparnos por los flujos de ingresos o las ventas de anuncios.

La privacidad no está a la venta, y los derechos humanos no deben verse comprometidos por temor o avaricia.

Según el reporte, Telegram afirma que este fallo de la FSB viola el principio constitucional del secreto de la correspondencia, dado que al obtener las claves de cifrado, el servicio de seguridad podría acceder a los mensajes de cualquier usuario.

Más en TekCrispy