Compartir

A pesar de haberse concretado importantes avances, el camino para encontrar una cura para la enfermedad de Alzheimer ha estado plagado de decepciones; si bien en pruebas con modelos animales muestran resultados esperanzadores, cuando estos enfoques son llevados a ensayos clínicos en humanos, la tasa de fracaso alcanza el 99 por ciento.

Ahora, un estudio realizado por investigadores de los Institutos Gladstone, una organización de investigación biomédica independiente, arroja algo de luz sobre una fuente de esta discrepancia y, lo que es más importante, apunta a una posible estrategia de tratamiento que puede eliminar las características distintivas del Alzheimer en las células del cerebro humano.

Estudio afirma que los principales trastornos psiquiátricos comparten patrones de expresión genética

La enfermedad de Alzheimer, que tiene una base parcialmente genética, se caracteriza por una acumulación de placas de proteínas en el cerebro que mata a las neuronas. Se sabe que una proteína llamada apolipoproteína E4 (ApoE4), está involucrada en el proceso de formación de estas placas.

La proteína ApoE4 se considera un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer porque está asociada con la formación de ovillos neurofibrilares, hechos de proteína tau fosforilada. Estos, a su vez, forman las placas beta amiloideas que caracterizan a la enfermedad de Alzheimer.

Aunque estas placas también se pueden formar como resultado de una lesión cerebral traumática, para muchas personas que viven con la enfermedad de Alzheimer, su condición se debe a una predisposición genética mediada por la proteína ApoE4.

Los investigadores realizaron un experimento que estaba orientado a neutralizar la proteína ApoE4, importante factor de riesgo genético para la enfermedad en las neuronas humanas. Su experimento funcionó.

Para lograrlo, tomaron células madre pluripotentes inducidas que normalmente portan el gen para ApoE4, y luego editaron ese gen para que la célula exprese una forma diferente y menos dañina de la proteína (ApoE3).

Los autores del estudio señalan que la conversión de ApoE4 a ApoE3 mediante la edición de genes redujo significativamente los niveles de p-tau. Al respecto, el Dr. Yadong Huang, autor principal del estudio, expresó: “Nuestros hallazgos proporcionan una prueba de concepto de que la corrección de la conformación patogénica de ApoE4 es un enfoque terapéutico viable para para pacientes con enfermedad de Alzheimer relacionada con ApoE4.”

El tratamiento de neuronas humanas con este enfoque eliminó los signos de la enfermedad de Alzheimer, restauró el funcionamiento normal de las células y mejoró la supervivencia celular.

¿Qué sucede cuando la memoria operativa alcanza su capacidad máxima?

Al demostrar que la edición genética puede disminuir el daño de la patología de Alzheimer, este estudio proporciona un primer e importante paso hacia el desarrollo de posibles terapias futuras para personas cuyos genes tienen este factor de riesgo.

Los investigadores ahora se encuentran trabajando con sus colaboradores en la academia y la industria farmacéutica, para mejorar los compuestos a fin de que puedan ser probados en pacientes humanos en el futuro próximo.

Referencia: Gain of toxic apolipoprotein E4 effects in human iPSC-derived neurons is ameliorated by a small-molecule structure corrector. Nature Medicine, 2018. doi:10.1038/s41591-018-0004-z

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.